Bruselas da luz verde al segundo rescate de Grecia

stop

REDUCIR LA DEUDA

Jean-Claude Trichet y Jean-Claude Juncker

21 de febrero de 2012 (08:43 CET)

Los líderes económicos de la eurozona han aprobado, tras 13 horas de negociaciones, el segundo rescate de 130.000 millones de euros para alejar a Grecia de la quiebra y evitar su salida del euro.

Esta ayuda económica "dará al país heleno el tiempo necesario para seguir una senda creíble de consolidación fiscal y reformas estructurales y permitirá su retorno al crecimiento sostenible y al empleo, al tiempo que preservará la estabilidad financiera”, según ha señalado el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker.

El rescate ha sido posible después de que la banca asumiera más pérdidas sobre los bonos helenos en su balance, de hasta el 53,5% del valor nominal en lugar del 50% pactado inicialmente. De este modo, el sector privado perdona a Grecia cerca de 106.000 millones de euros.

En los próximos días, Atenas prevé lanzar una oferta de canje de bonos para materializar la quita y el Eurogrupo espera "una tasa de participación muy alta". Los nuevos bonos tendrán un interés del 2% hasta 2014, del 3% entre 2015 y 2020 y del 4,3% después.

El segundo rescate de 130.000 millones permitirá a Grecia reducir su deuda del 160% actual al 120,5% en 2020. Además, el Eurogrupo reducirá los tipos de interés que cobra a Grecia por el primer rescate, de 110.000 millones de euros, hasta dejarlos en un margen de 1,5 puntos, frente a los 2 puntos actuales.

Compromisos helenos


Con el fin de recibir la ayuda, Grecia acepta ceder soberanía a la Unión Europea (UE) en materia presupuestaria. Así, el dinero del rescate se ingresarán en una cuenta bloqueada para garantizar que se destinen de forma prioritaria al pago de la deuda. Asimismo, Atenas se compromete a inscribir en la Constitución un principio que de prioridad al servicio de la deuda, según ha destacado Juncker.

Además, la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) supervisarán de cerca que Atenas aplique las reformas exigidas. Por su parte, el Gobierno heleno deberá aplicar unas "medidas previas" de su plan de ajuste antes de que finalice febrero.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad