La CE sitúa a España a la cola de la productividad laboral en 2019. En la imagen, una fábrica de jamones en Extremadura.

Bruselas sitúa a España en la cola de la productividad laboral en 2019

stop

España crecerá el 0,4% en productividad laboral en 2019, por debajo de la media europea y solo por delante de Italia y Luxemburgo, según la CE

Economía Digital

La CE sitúa a España a la cola de la productividad laboral en 2019. En la imagen, una fábrica de jamones en Extremadura.

Madrid, 05 de febrero de 2019 (13:57 CET)

La Comisión Europea sitúa a España en la cola de la productividad laboral europea en 2019. Mientras que el conjunto de la Unión Europea crecerá el 1,1%, España simplemente lo hará el 0,4%, solo por encima de Italia y Luxemburgo.

El 2019 trae malos datos para el mercado laboral español. Primero se registra el peor enero en contratación desde 2013 y la productividad del mercado laboral español también crece a menor ritmo que el resto de los países comunitarios, según datos recogidos por el Instituto de Estudios Económicos (IEE).

En el caso de la productividad del factor trabajo, España registrará una de las tasas más bajas de la Unión Europea: solo crecerá  el 0,4% en 2019, por debajo de la media europea y ocupando uno de los últimos lugares en la clasificación.

Por el contrario, los mayores incrementos de la productividad laboral corresponderán, como viene siendo habitual últimamente  a gran parte de los estados miembros de reciente adhesión. Destacan Rumanía, donde crece el 4%; y Polonia y Bulgaria, ambas con un aumento de la productividad del 3,4%.

Tasa de variación anual de la productividad laboral en 2019

Por otra parte, Lituania, Eslovaquia, Hungría y Letonia lograrán unos incrementos considerables situados en torno al 3%. La República Checa registrará un 1,7%, mientras que Malta alcanzará un 1,3% y Finlandia se quedará justo en la media del 1,1%.

En el caso de los países con más recorrido en la UE, Irlanda será el que registrará el mayor aumento de la productividad: 1,9%. Alemania tendrá un incremento del 1,0%, al igual que Francia. Austria, Suecia y los Países Bajos compartirán un 0,9%. 

El aumento ya se ralentiza al 0,7% en el caso de Reino Unido y al 0,5% en el de Portugal. Sin embargo, todos ellos se encuentran por delante del crecimiento de España.

Así, la productividad del factor trabajo, que calcula el PIB real por persona ocupada, aumentará en el conjunto europeo el 1,1%, lo que supone una cifra superior a la del cierre de 2018, que se espera que termine con el 0,9%​.

Hemeroteca

Economía Española
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad