CaixaBank coloca el 60% de sus bonos a cuatro días del cierre de la oferta

stop

BOLSA

Última junta de accionistas de Criteria

30 de mayo de 2011 (17:57 CET)

La colocación de obligaciones convertibles de Criteria va a buen ritmo, aunque sin excesos. Según han confirmado fuentes de la entidad, el grupo ha vendido ya 900 millones de euros en títulos convertibles necesariamente en acciones. Es decir, el 60% de los 1.500 millones que ha sacado al mercado. Criteria cederá su sitio en bolsa a Caixabank, el nuevo grupo que reúne todo el negocio financiero de La Caixa.

Convencida de que la red será más que suficiente para cubrir la oferta, La Caixa ha decidido colocar las obligaciones sólo entre inversores particulares y clientes de sucursales. El objetivo es repartir lo más posible los títulos y hasta duplicar la base de accionistas de CaixaBank cuando los títulos se conviertan en acciones.

Desde el grupo se espera que, como es habitual en estas operaciones, la mayoría de las órdenes de compra se cubran en el tramo final de la oferta, que empezó el 23 de mayo y termina el viernes 3 de junio. A partir de 500 euros se pueden cursar órdenes de compra. El máximo es de 100.000 euros por comprador, que darían derecho a 1.000 obligaciones.

A la espera del cierre de la oferta, si la demanda supera la oferta de obligaciones convertibles se realizará un prorrateo entre los días 6 y 9 de junio. Los nuevos títulos empezarán a cotizar el próximo 10 de julio como muy tarde. La red de oficinas de La Caixa echa humo estos días tratando de cubrir cuanto antes una operación de la que espera conseguir articular un núcleo de nuevos accionistas fiel y estable.

Interés del 7%

CaixaBank ofrece a quienes compren las obligaciones convertibles un interés fijo del 7% al año. Cuando pasen 18 meses, la mitad de los títulos se convertirán en acciones, mientras que la otra mitad lo harán transcurridos 30 meses. Criteria ha fijado un precio de conversión que será el mayor entre 5,1 euros y el 105% de la media de cotización de Criteria durante los diez días bursátiles que dura la suscripción.

Por lo tanto, los inversores afrontan el riesgo de que cuando lleguen las dos fechas de conversión el precio de CaixaBank en bolsa sea inferior al fijado para el canje. En cualquier caso, tienen garantizado que cobrarán un 7% anual, muy por encima de las rentabilidades que ofrece los mejores depósitos que en estos momentos oferta la gran banca, así como de la deuda pública española.

Como referencia, La Caixa ha valorado la entidad que aglutinará todo su negocio bancario a 0,8 veces su valor en libros, lo que supone un precio por acción entre los 5,3 y los 5,4 euros, ligeramente por encima de los 5,1 establecidos para el canje.

El éxito de la operación es clave para el grupo que preside Isidro Fainé, ya que situaría su core capital en el 11% según las exigencias de Basilea II.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad