CaixaBank sanea su balance con 3.400 millones y gana el 13% menos

stop

RESULTADOS ANUALES

Nin y Fainé en la presentación de resultados

27 de enero de 2012 (10:43 CET)

CaixaBank ha cerrado 2011 con un beneficio neto de 1.053 millones de euros, un 13,1% menos que el ejercicio anterior tras aplicar dotaciones por valor de 2.413 millones y realizar otros saneamientos extraordinarios por 1.039 millones de euros. Buena parte de esta cobertura se ha dotado con las plusvalías netas obtenidas en el ejercicio, que suman 907 millones de euros y que derivan de la a venta del 50% de SegurCaixa Adeslas, la liberación de fondos constituidos para el negocio de seguros y de la venta de activos.

De esos saneamientos, 374 millones se dedicaron a adelantar el calendario de las dotaciones para insolvencias; 360 millones a actualizar el valor de la cartera de participaciones bancarias y 117 millones por los gastos derivados del proceso de reorganización del grupo, según el desglose ofrecido por la propia entidad.

El volumen total del negocio del banco que preside Isidro Fainé se ha situado en 2011 en los 427.252 millones (-0,2%) por el leve crecimiento de los recursos de clientes y por una ligera reducción de los créditos (-1,8%, hasta 186.049 millones). En concreto, los recursos totales de clientes han alcanzado los 241.203 millones ( 1,1%).

Resultados recurrentes


La entidad explica que la gestión de los márgenes de las operaciones, de los volúmenes y de las rentabilidades, junto con una estricta política de racionalización de los costes, han permitido a CaixaBank mantener una elevada generación de resultados recurrentes, a pesar de esas fuertes dotaciones, con lo que el margen de explotación alcanza 3.040 millones de euros, un 0,9% más que en el mismo periodo de 2010.

El margen de intereses, pese a repuntar desde junio de 2011, flaquea y se sitúa al finalizar el ejercicio en los 3.170 millones, un 7,3% menos respecto al cierre de 2010. Esta evolución se enmarca, según la entidad, en un entorno de inestabilidad de los mercados financieros, contención del crecimiento de los volúmenes gestionados, fuerte competencia por la captación de depósitos y aumento del coste de las emisiones en los mercados mayoristas.

Los ingresos recurrentes de las participadas (dividendos y resultados por puesta en equivalencia) vuelven a ser un elemento clave para sostener la cuenta de resultados. Ascienden a 913 millones, un 25,2% más.

Las comisiones netas también registran una evolución destacada. Han crecido un 11,1% interanual, hasta los 1.562 millones, por el aumento de la actividad comercial y el elevado número de operaciones. Como resultado, los ingresos totales (margen bruto) alcanzan los 6.272 millones, un 1,7% menos que en los doce meses de 2010, y un 1,2% menos si se tienen en cuenta los resultados extraordinarios.

La política de contención y racionalización de los costes ha permitido reducir un 4% los gastos de explotación recurrentes y la ratio de eficiencia se ha situado en el 51,5%. Finalmente, el resultado recurrente asciende a 1.185 millones de euros, un 12,8% menos, y el beneficio neto atribuido de CaixaBank se ha situado en los citados 1.053 millones.

Financiación y mora

En un entorno especialmente convulso en los mercados mayoristas , CaixaBank ha anticipado emisiones de financiación y ha colocado deuda por valor de 6.324 millones en 2011. En función del nivel de liquidez y del calendario de vencimientos futuros, que suman 2.327 millones de euros en 2012, "la dependencia de los mercados mayoristas es muy reducida”, según la entidad.

La morosidad total del banco de La Caixa es del 4,9%, frente al 3,65% del cierre del año pasado. Pese al aumento, esta ratio se mantiene muy por debajo del promedio del sistema, que alcanzó el 7,5% el pasado noviembre (últimos datos disponibles del Banco de España).

Como ocurre en el resto de la banca española, los problemas principales se concentran en ladrillo. La mora del crédito al sector promotor repunta hasta el 25%, diez puntos porcentuales más que hace un año. Además, CaixaBank tiene activos inmobiliarios en balance, resultados de canjes de deuda o embargos, por 1.140 millones de euros.

Estos inmuebles están provisionados con una cobertura del 36%. El suelo, que supone un 14% de esta cartera, está cubierto ya al 62%. Previsiblemente, en función de cuál sea la nueva normativa que aprobará el Gobierno para obligar a la banca a incrementar los saneamientos de los inmuebles en balance, CaixaBank tendrá que realizar mayores dotaciones en 2012.

Capital cubierto

La entidad cuenta con un core capita del 12,5% a cierre de ejercicio, 3,6 puntos más desde diciembre de 2010. Por otro lado, ha aumentado en 1.310 millones de euros el nivel de liquidez, hasta los 20.948 millones, entre los más altos del sistema financiero español.

Al mismo tiempo, la matriz del banco, el grupo La Caixa, ya cumple con los requisitos fijados por la autoridad bancaria europea. La EBA determinó, con datos de 30 de septiembre de 2011, unas necesidades adicionales de capital para el grupo de 630 millones de euros que han sido obtenidos con la capacidad de generación de capital.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad