Caixabank supera las previsiones con sus resultados semestrales

stop

El beneficio es un 25% menor aunque los analistas esperaban retrocesos mucho mayores

25 de julio de 2014 (08:16 CET)

Caixabank ha logrado frenar el ritmo de caída de sus beneficios y sorprender a los analistas, que esperaban saldos menores a los finalmente presentados.

El banco catalán amasó entre abril y junio 305 millones de beneficio, el 25,3% menos. En el primer trimestre el retroceso fue del 55%, explicado en la ausencia de plusvalías. La situación ahora es similar a la anterior. Hace un año, las cuentas del grupo que preside Isidro Fainé recogió la consolidación de Banco de Valencia, factor que jugó a favor.

Caixabank engorda en prácticamente un 3% el margen de intereses hasta los 2.015 millones. Los parámetros del negocio bancario clásico se refuerzan: el margen de explotación mejora el 6,8%; aunque el bruto se contrae con timidez el 0,7% (3.603 millones), informa Caixabank a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El primer semestre habría sido un periodo de consolidación del liderazgo en banca minorista, según la información oficial.

Líder de la banca española

Dispone de 13,6 millones de clientes, 5.700 oficinas y activos por valor de 336.850 millones. La cuota de mercado se situó en el 27,5%. Un 23% utiliza a Caixabank como banco principal: por ejemplo, ingresa cada mes 387.400 nóminas nuevas, el 76% más. “El foco comercial de la entidad sigue centrado en la captación y vinculación de clientes”, explica el informe de resultados. La morosidad media retrocede hasta el 10,7%, es decir 88 puntos básicos menos.

Las provisiones para saneamiento han sido la mitad (-54,3%) y se han destinado 1.314 millones a dotaciones. El banco con Gonzalo Gortázar como nuevo consejero delegado remarca que el resultado atribuido al negocio bancario, excluyendo el inmobiliario y las participadas, alcanza a 30 de junio los 665 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad