Carlos Torres Vila, Francisco González y Onur Genç. BBVA

Carlos Torres apura los plazos para romper con la era González

stop

Si sigue el mismo calendario que el año pasado, el BBVA debería desvelar de manera inminente si renueva el consejo de administración que puso en marcha FG

Madrid, 07 de febrero de 2020 (11:55 CET)

Hace apenas una semana BBVA presentaba sus resultados de 2019. Carlos Torres, presidente del banco, se escudaba detrás de que las investigaciones por el Caso Cenyt se encontraban bajo secreto de sumario para eludir responder y hablar sobre personas concretas. En concreto, el banquero no quiso opinar sobre si la opinión que tenía sobre su mentor en la entidad, Francisco González, había cambiado después de las investigaciones internas llevadas a cabo por el banco. El ex banquero era todavía presidente de honor del BBVA hace ahora un año, y renunció el día antes de la junta de accionistas a este cargo.

Este jueves, en un duro comunicado, González arremetía contra la Fiscalía Anticorrupción, que el consideraba responsable de la contratación del ex Comisario. El banco, por su parte, habría responsabilizado, no a González, sino a otros ejecutivos de la entidad de haber sido ellos los responsables de la comtración de Villajero, entre ellos a Ángel Cano, ex consejero delegado, Antonio Béjar o Julio Corrochano.

Mientras tanto, BBVA sigue parapetado detrás del tiempo extra que le ha dado que la apertura del sumario se produjera el primer día hábil después de la presentación de resultados. El banco defiende que las investigaciones no han afectado a la cotización del banco y que los analistas no se preguntan por el caso. Este viernes, sin embargo, Luis de Guindos volvió a insistir en una entrevista a Expansión en que el Banco Central Europeo (BCE) estaba pendiente del caso, aunque insistía en que no estaba haciendo daño al negocio.

Una de las mayores preocupaciones de los supervisores es la reputación de las entidades -De Guindos recordaba que existían vías para abordar posibles irregularidades en materia de gobernanza- y una buena parte del consejo de administración del banco, aunque ninguno está imputado, ya ostentaba su sillón durante los hechos que investiga la Audiencia Nacional, que se prolongan desde 2004 hasta 2017. El banco también está imputado como persona jurídica.

Convocatoria de junta de BBVA: 10 días tras los resultados

En este sentido, se espera algún gesto de Carlos Torres y debería ser inminente. El presidente del banco adelantó hace una semana que "en breve" se desvelarían posibles cambios en el consejo, coincidiendo con la convocatoria de la junta de accionistas. Si cumple el calendario del año pasado, de hecho, esa relevación debería ser inminente. En 2019, el banco presentó sus resultados anuales el 1 de febrero, y tardó solo 10 días en convocar la junta, que se celebró el 15 de marzo.

Así, el 11 de febrero, emitía un hecho relevante explicando que el consejo había aprobado la convocatoria de junta. Uno de los puntos del día era la reelección de Carlos Torres y la de Onur Genç, por lo que ninguno de los dos máximos ejecutivos del banco tendrán que someterse este ejercicio a la confianza de los accionistas. 

No es el caso, sin embargo, de otros consejeros, con una amplia trayectoria en el banco, que o bien optarían a la reelección, o podrían ser sustituidos por otras personas. Carlos Loring Martínez de IrujoSusana Rodríguez Vidarte, que forman parte del consejo desde 2004 o 2002, o José Maldonado, que se incluso antes, en 2000, o Tomás Alfaro Drake, que se incorporó en 2006 son algunos de los consejeros más longevos del banco. Maldonado no debe renovar su cargo hasta 2021. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad