Catalunya encabeza la sangría de autónomos

stop

CAÍDA DEL AUTOEMPLEO

06 de enero de 2012 (12:26 CET)

El motor económico se ralentiza. Además de la pérdida de empresas, Catalunya también encabeza en España la sangría de los trabajadores autónomos. El año pasado cerró con 32.579 trabajadores autónomos menos en toda España, de los cuales 7.638 se perdieron en Catalunya (un 1,4% menos que en 2010). La pérdida de emprendedores afectó a todas las comunidades autónomas excepto Canarias, donde se registraron 840 autónomos más. En año cerró en España con 3.071.669 trabajadores en régimen especial, el RETA.

A pesar de la caída, la asociación de autónomos ATA, asegura que el descenso de afiliados es inferior al de 2010 y 2009. Mientras que el año pasado la caída relativa en el número de autónomos que cotizaban al RETA fue del 1%, en 2010 fue del 1,8% y en 2009, del 4,7%.

Después de Catalunya, las comunidades que más pierde autónomos son Valencia con 4.130 afiliados menos (-1,3%) y Galicia con 3.143 (-1,4%). Los menores descensos fueron para La Rioja y Cantabria, con 368 y 569 cotizantes menos (-1,4% y -1,3%, respectivamente).

En términos relativos, fue Murcia la comunidad que más autónomos perdió el año pasado, un 2,4% menos (-2.256 trabajadores), seguida de Baleares, con un descenso del 1,8% (-1.437) y de Navarra, también con un -1,8% (-830). En el extremo opuesto, Andalucía y Madrid fueron las regiones que menos redujeron su número de autónomos en cifras relativas, con caídas del 0,5% y del 0,3% (-2.203 y -1.121 cotizantes).

El 95% de las bajas son hombres


Por género, el ritmo de destrucción de empleo autónomo entre los hombres fue 15 veces mayor al de las mujeres en 2011. Así, mientras el número de cotizantes varones descendió un 1,5%, con 31.084 autónomos menos, el de mujeres lo hizo en un -0,1%, con 1.495 bajas. De este modo, los hombres concentraron el 95,4% de la pérdida total.

En cuanto a los sectores de actividad, la construcción fue el que registró una mayor pérdida en el número de autónomos en 2011, al descender un 6,3% su número de afiliados al RETA, con 26.805 trabajadores por cuenta propia menos.
Otros sectores afectados fueron la agricultura (6.821 autónomos menos, -2,4%), industria (-5.373 autónomos, -2,2%), transporte (-3.933 autónomos, -1,9%) y actividades administrativas, con una pérdida de 3.869 autónomos (-3,1%). La hostelería tampoco logró cerrar el año en positivo y el número de cotizantes al RETA se redujo un 0,1%, con 203 autónomos menos.

Entre los ascensos, destacaron actividades profesionales con un aumento del 2,4%, la sanitarias (4,9%), comercio (2,8%) e información y comunicación (2,8%).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad