Consum anima a los preferentistas de CatalunyaCaixa que asuman ya las pérdidas

stop

SITUACIÓN FINANCIERA

21 de junio de 2013 (20:13 CET)

La Agència Catalana de Consum (ACC) está ejerciendo un curioso y práctico papel. Los ciudadanos afectados por las participaciones preferentes y la deuda subordinada no quieren saber nada de las entidades que les vendieron esos productos. Temen, incluso, entrar en las oficinas y enfrentarse a los responsables financieros en los que confiaron durante años. Y los servicios de la ACC y de las áreas de consumo de los ayuntamientos están recibiendo una montaña de demandas.

Así, Consum se ha convertido en un prescriptor para los afectados. Y aconseja que se acepten las pérdidas, porque en el caso de CatalunyaCaixa no se sabe cuándo ni en qué situación las acciones volverán a cotizar.

El director de Consum, Alfons Conesa, por tanto, ha animado a los afectados por esos productos financieros de CatalunyaCaixa que quieran obtener liquidez inmediata que vendan sus participaciones, una vez que la entidad los canjee por acciones el próximo 5 de julio, el límite fijado.

Decisión personal

Para Conesa se trata de una decisión personal y voluntaria, pero ha querido recordar que la entidad no cotiza en bolsa, ni se sabe cuándo lo podrá hacer. “Si no se hace la venta nadie puede garantizar cuándo se podrá obtener liquidez por estas acciones”, ha asegurado. Si lo hacen recuperarán parte del importe el 19 de julio.

Con el proceso diseñado por el FROB, los afectados sufrirán pérdidas, pero obtendrán liquidez. Asumirán pérdidas adicionales del 13,8% en la venta de sus acciones al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), y el límite para pedirlo será el 12 de julio.

Con todo esto, los preferentistas de la entidad nacionalizada por el FROB recuperarían una tercera parte del importe, entre el 33,29% y el 35,39 %. Respecto a los poseedores de deuda subordinada perpetua, entre el 36,43 y 53,67 %, y los clientes de deuda subordinada a plazo recuperarían hasta el 77,58 %.

Arbitraje

Ahora bien, Conesa ha insistido en que hasta el 12 de julio, se puede pedir también el arbitraje de Consum para reclamar a la entidad hasta el 100% del importe. Con ello, se podría reembolsar el importe invertido, al margen de si se han vendido las acciones de la entidad o no.

De hecho, y ello demuestra que los ciudadanos afectados se han volcado en las oficinas de Consum, la ACC ha recibido 15.688 solicitudes. De ellas, 5.769 se han convertido en laudos a favor de los contratantes, que han significado el retorno íntegro del capital invertido por un importe global de más de 110 millones de euros.

En esos casos, depende de la decisión de la entidad, de aceptar o no el arbitraje. Conesa ha incidido en que se trata de una vía “voluntaria y gratuita”, que no descarta la posibilidad del afectado de recurrir a la vía judicial, si el resultado del arbitraje es negativo.

Estafa "monumental"

Conesa ha presentado los datos, junto con el alcalde de Mataró, Joan Mora, muy crítico con las entidades bancarias, especialmente con Bankia, ya que es donde se incluye Caixa Laietana.

En el caso de sus clientes, tienen hasta el 30 de junio para solicitar el arbitraje. Mora, que se ha referido en todo momento a la “monumental estafa” de las entidades, ha insistido en que muchos ciudadanos deberían preocuparse por el estado de sus cuentas corrientes, porque muchos de ellos “no son conscientes todavía de que tienen inversiones en preferentes en sus cartillas”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad