Cuáles son los requisitos imprescindibles para pedir un préstamo 

stop

Demostrar la capacidad de rembolso, un buen historial crediticio y carecer de cualquier tipo de deuda impagada son los criterios necesarios para acceder al crédito

Una oficina bancaria, en una imagen de archivo

Barcelona, 23 de abril de 2016 (16:41 CET)

La mejora de la situación económica de España ha animado a los bancos a abrir el grifo del crédito, cerrado a cal y canto durante los primeros años de la crisis. Sin embargo, la inmensa mayoría de las entidades no han relajado sus criterios de aprobación, ya que quieren controlar al máximo el riesgo de impago. Por ello, si se quiere obtener préstamos personales, se deberá demostrar la solvencia económica

Los requisitos exigidos para acceder al crédito pueden variar dependiendo de la política de riesgos de cada entidad, pero la mayoría de los bancos establecen una serie de condiciones comunes. 

Capacidad de reembolso suficiente

Lo primero que querrá saber un prestamista es si se dispone de los ingresos suficientes para devolver el crédito solicitado. En general, las posibilidades de aprobación serán mayores si se lleva varios meses cobrando un salario elevado y si se tiene un contrato indefinido, aunque muchas entidades también  prestarán dinero si el aspirante es pensionistas o trabajador por cuenta propia con una remuneración suficiente para pagar las cuotas del préstamo.

Para demostrar la capacidad de pago se debe entregar las copias de la nómina o pensión, de la declaración de la renta y, si se es autónomo, de los resúmenes trimestrales del IVA.

La situación familiar también será tomada en cuenta, pues puede afectar directa e indirectamente a la capacidad de reembolso. Por ejemplo, si se tienen varios hijos, hay menos posibilidades de conseguir un crédito que si no hay personas a cargo, ya que los gastos mensuales serán mayores.

Buen historial crediticio

También es imprescindible tener un buen historial crediticio, es decir, haber devuelto los anteriores créditos sin demoras. Además, la entidad prestamista comprobará si hay otros préstamos en vigor y, en caso afirmativo, estudiará si se puede hacer frente al pago de varios créditos a la vez. El historial crediticio se puede consultar en la Central de Información de Riesgos del Banco de España (CIRBE), donde se registran los préstamos de más de 6.000 euros concedidos durante los últimos diez años.

Sin deudas impagadas

Ninguna entidad bancaria  concederá un préstamo personal si hay deudas impagadas registradas en algún fichero de morosos como ASNEF, RAI o EXPERIAN. Si los datos aparecen en alguno de estos registros y se necesita financiación, se deberá saldar la deuda para que se borren o habrá que acudir a un prestamista privado que otorgue dinero a personas inscritas en listas de impagados.

Otro punto a tener en cuenta es el de la vinculación. Muchos bancos no  concederán préstamos personales si no hay una cierta antigüedad como clientes y, además,  obligarán a contratar diversos productos vinculados para acceder a unas buenas condiciones de financiación. Sin embargo, algunas entidades prestarán dinero aunque no se perteneza a su clientela, y no  exigirán vinculación de ningún modo.

Es el caso de Cetelem, cuyo préstamo personal no tiene productos vinculados y se puede contratar sin cambiar de banco. Este producto permite obtener hasta 50.000 euros a devolver en 8 años con un interés muy accesible, desde el 5,95 % TIN (6,12 % TAE).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad