La Comisión Europea recomienda reabrir fronteras y ayudar al turismo. Foto: Efe/Epa/Olivier Hoslet

Bruselas recomienda abrir fronteras para salvar al turismo

stop

La CE ha presentado sus recomendaciones para reabrir las fronteras internas en tres fases y que se iniciará en las zonas menos afectadas

Barcelona, 13 de mayo de 2020 (13:07 CET)

La Comisión Europea ha presentado este miércoles un paquete de recomendaciones para ayudar a los Estados miembros a relanzar el turismo tras la crisis del coronavirus. Para ello, se plantea una desescalada en tres fases y corredores seguros entre países con situaciones similares sobre la contención de la pandemia.

El objetivo de la Comisión es que este proceso, de cara a la temporada alta de verano en la UE, se haga "de forma coordinada, concertada y no discriminatoria" y atendiendo a criterios de "proporcionalidad". Se apoyará en protocolos sanitarios y de seguridad para los principales destinos turísticos y hoteles, en guías para los servicios de transporte y en una mejor coordinación.

Las recomendaciones de Bruselas se presentan después de que varios países hayan anunciado sus propias medidas. Francia y el Reino Unido, por ejemplo, han alcanzado un pacto bilateral para no exigir cuarentenas a quienes transiten entre ambos países. España, por su parte, aplicará a partir del 15 de mayo una cuarentena de 14 días a los viajeros que lleguen de otros países. Las medidas también llegan después de que se generara malestar en varios países cuando la jefa del Ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen, planteó no hacer planes para esta temporada vacacional.

Las fronteras se encuentran cerradas en una docena de países de la UE —entre ellos España— desde que el coronavirus entró en su territorio. Esto frenó los desplazamientos dentro del espacio sin fronteras Schengen, una medida que Bruselas no vio con buenos ojos y que ahora es partidaria de relajar “gradualmente” en cuanto la situación epidemiológica lo permita.

La comisaria de Interior, Ylva Johansson, afirmó esta semana ante la Eurocámara que “costará tiempo” levantar todas las restricciones fronterizas dentro de Schengen, dado que es una labor “compleja”.  También será importante, según la CE, que se regeneren las ganas de viajar y de pasar tiempo de vacaciones en los estados europeos. Para ello, se deberá reforzar la confianza de los turistas a través de una buena coordinación entre países y un enfoque común crucial en materia sanitaria.

Apertura de fronteras en 3 fases

El plan que propone Bruselas divide la desescalada en las fronteras en tres fases, en que irán entrando los países en función de la libertad de movimientos que permita su situación epidemiológica. Se contempla aplicar criterios regionales y no solo nacionales, aunque no cuarentenas. 

La primera fase se caracteriza por mantener los niveles actuales de movilidad. Bruselas se basará en la información aportada por cada estado miembro sobre su propia realidad. Se hará de este modo a pesar de que no hay una armonización de criterios para medir el impacto de la pandemia y cada país utiliza sus propios métodos. Las listas de países y fases las elaborará la Agencia para el Control de Enfermedades de Europa (ECDC), en función de la información aportada.

En la segunda fase se permitirá la movilidad entre los países que se encuentren en la misma fase, siendo clave los métodos de transporte. Si las conexiones fueran entre Alemania y Grecia —ponen como ejemplo fuentes europeas—, los desplazamientos deberían hacerse en avión para evitar cruzar países que no estuvieran alineados entre sí. La tercera fase supondría restaurar la normalidad de la movilidad en el espacio Schengen.

La Comisión recomienda que, cuando se tomen decisiones se haga en función de ciertos criterios, como la capacidad sanitaria. Otros criterios pueden ser la capacidad para vigilar y controlar un eventual repunte o las medidas disponibles de protección. Los criterios que dividirán las fases serán actualizables según la "vigilancia y el seguimiento" y la evolución de la situación en cada país. También según la "capacidad de rastreo" de los contagios. De la misma manera, el organismo europeo sugiere que las aplicaciones informáticas de rastreo sean "voluntarias" y no obligatorias.

Protocolos sanitarios para hoteles y vuelos

Bruselas recomienda que se utilice mascarilla en todos los medios de transporte y respetar la distancia de seguridad. También promueve los "protocolos adecuados en caso de pasajeros que presenten síntomas de coronavirus", según apunta la agencia Efe. El Ejecutivo comunitario propone también protocolos sanitarios para hoteles y establecimientos similares, así como reforzar las medidas de higiene y exigir distanciamiento social en las áreas comunes. Será importante también garantizar una buena ventilación de los espacios cerrados.

En cuanto a los vuelos —teniendo en cuenta que en los últimos días ha habido vuelos casi llenos— desde Bruselas reconocen que hay sitios donde es difícil guardar las distancias de precaución. Por ello, se deberán "aplicar protocolos de salud adicionales". Se publicarán orientaciones concretas "un par de días después" de la recomendación general.

Bruselas valida de nuevo, en sus recomendaciones, que las aerolíneas y otras empresas de transporte ofrezcan cupones de viaje a los pasajeros cuyos vuelos hayan sido cancelados por la pandemia, en vez del reembolso del dinero en efectivo. Propone que el Estado en cuestión haga de garante de los cupones y pide a las asociaciones de consumidores que apoyen la medida.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad