Draghi mantiene el dinero gratis para inaugurar el año

stop

El BCE continúa con la política de tipos al 0% y confirma que en abril reducirá en 20.000 millones el volumen de compra de deuda

EFE

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, asiste a la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo este lunes. EFE/Olivier Hoslet
El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, asiste a la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo este lunes. EFE/Olivier Hoslet

Fráncfort (Alemania), 19 de enero de 2017 (14:36 CET)

El Banco Central Europeo (BCE) informó este jueves de que mantiene los tipos de interés en el 0% para impulsar los precios, ya que la reciente subida de la inflación se debe básicamente al encarecimiento de la energía tras la subida del petróleo y no a un cambio de tendencia.

Asimismo el BCE también decidió dejar inalterada la tasa de interés de la facilidad marginal de crédito, a la que presta el dinero a un día, en el 0,25%. También ha mantenido la tasa de interés a los depósitos de los bancos a un día en el -0,40%, lo que les cobra por el exceso de reservas. El BCE espera que sus "tasas de interés rectoras seguirán al nivel actual o más bajas por un periodo de tiempo prolongado, y bien pasado el horizonte de las compras de deuda".

Compra de deuda pública

El BCE confirmó que va a comprar hasta marzo deuda pública y privada de la zona del euro por valor de 80.000 millones de euros mensuales y que a partir de abril reducirá el volumen de compra a 60.000 millones de euros durante nueve meses más, hasta diciembre.

La entidad monetaria hizo hincapié en que incrementará el volumen de compras o su duración si las perspectivas se vuelven menos favorables o si las condiciones financieras impiden que la inflación se acerque al 2%.

La tasa de inflación interanual se situó en diciembre pasado en el 1,1 % en la zona del euro, cinco décimas más que en noviembre, pero este repunte se debe a los precios de la energía y los alimentos frescos y no a un cambio de tendencia. La inflación subyacente, que descuenta los elementos más volátiles como la energía y los alimentos, fue del 0,9 % en diciembre.

Perspectiva de crecimiento

Los analistas del Instituto de Finanzas Internacionales (IFI) consideran que aumenta la presión sobre el BCE para que finalice las compras porque mejoran las perspectivas de inflación y crecimiento.

Anticipan también que las discusiones en el consejo de gobierno sobre la política monetaria apropiada para la zona del euro habrán sido este jueves intensas. La subida de la inflación habrá sido el argumento de quienes están a favor de que el BCE comience a considerar cuándo va a reducir los estímulos y modificar su mensaje.

Retirada de estímulos

Pero es poco probable que el inicio de la retirada de los estímulos monetarios se haya puesto ya sobre la mesa, según los expertos del IFI. "Serán necesarios cambios significativos en las perspectivas de crecimiento e inflación para que el BCE vuelva a considerar la configuración de su política (monetaria) anunciada en diciembre", considera el economista jefe para la zona del euro de uniCredit, Marco Valli.

Dependiendo de lo que ocurra los próximos meses el BCE decidirá prolongar las compras de deuda más allá de diciembre o no y comenzar a reducir el volumen de compras en 2018. El ritmo de reducción de las adquisiciones dependerá de lo que ocurra con la inflación subyacente. El BCE tiene como objetivo lograr una tasa de inflación a medio plazo cercana pero por debajo del 2% pero todavía se encuentra un poco lejos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad