El automóvil quiere 1.200 euros de ayuda por cada coche nuevo

stop

El plan tiene un coste de 560 millones

Sin título

13 de marzo de 2009 (14:17 CET)

El sector del automóvil en pleno reclamó hoy al Gobierno una ayuda directa de 1.200 euros por cada automóvil y de hasta 3.000 por cada vehículo industrial . Las peticiones forman parte de un programa de rejuvenecimiento del parque automovilístico con ayudas directas, como las aplicadas en Francia y Alemania, con el fin de elevar las ventas de coches en 150.000 unidades.

El presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, hizo pública la petición citada en representación de once organizaciones empresariales del sector del automóvil que, según el máximo responsable de la patronal, vive una situación "dramática".

Díaz Ferrán advirtió de que la industria española dejará de fabricar 900.000 vehículos entre los años 2008 y 2009. En el mismo período, el mercado automovilístico español reducirá sus matriculaciones en 915.000 unidades (575.000 en 2008 y 340.000 en 2009).

Para paliar esta situación, pidió la puesta en marcha de un plan de rejuvenecimiento y dinamización de las ventas, que comprenda el achatarramiento de coches de más de diez años y de vehículos industriales de más de siete años, con una ayuda directa para incentivar la adquisición de coches nuevos y de hasta cinco años de antigüedad.

El máximo responsable de la patronal propuso que las ayudas para la adquisición se sitúen en 1.200 euros para turismos y vehículos comerciales ligeros, 3.000 euros para vehículos industriales de entre 3,5 y 16 toneladas, y 12.000 euros para camiones de más de 16 toneladas.

Según sus cálculos, este plan supondría un coste de 560 millones de euros, inferior a los más de 800 millones de euros que dejarían de ingresar las comunidades autónomas si se suprimiera el impuesto de matriculación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad