El Banco de Valencia pierde 898 millones en el segundo semestre de 2011

stop

RESULTADOS

Banco de Valencia.

19 de febrero de 2012 (13:15 CET)

El Banco de Valencia perdió 897,8 millones de euros en los últimos seis meses de 2011. Unas pérdidas que se elevan hasta los 1.284,7 millones antes de impuestos, frente a los beneficios de 84 millones conseguidos en el mismo periodo del año anterior. Momento en el que el Banco de España, presidido por Miguel Ángel Fernández Ordóñez (Mafo), aún no había asumido el control de los libros de la entidad.

La publicación de los resultados semestrales en domingo ya se ha interpretado en el sector como un gesto del regulador para dejar claras las cuentas de la entidad antes de empezar a repartir el cuaderno de venta este martes, tal y como estaba previsto en su hoja de ruta. La adjudicación se hará en el segundo trimestre, y los interesados en quedarse con el banco podrán empezar a mover ficha cuando Mafo coloque a Unnim. El plazo para presentar ofertas para la entidad catalana vence este lunes.

La sangría del ladrillo

En el segundo semestre de 2011, los activos financieros del Banco de Valencia se deterioraron hasta un negativo de 1.138,6 millones, frente a los 101,4 millones de los últimos seis meses de 2010. El margen de intereses se mantuvo casi plano, ya que tuvo que hacer frente a 116,1 millones cuando en el periodo anterior soportó 126,3 millones.

Pero donde realmente sangra el Banco de Valencia es en el ladrillo. Los activos inmobiliarios se devaluaron hasta dejar un negativo de 182,6 millones en el balance, frente a una cifra también en rojo de 57,9 millones de 2010.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad