El BBVA también duda de los presupuestos de Mas

stop

La entidad subraya la necesidad de cumplir con el gasto sin desviación y hacer políticas de oferta para mejorar la inversión y la creación de empleo

21 de noviembre de 2013 (13:22 CET)

¿Cómo valora el BBVA los presupuestos de la Generalitat de Catalunya para 2014? “Lo vemos con algo de incertidumbre”, según ha señalado el responsable de Economías Desarrolladas de BBVA Research, Rafael Doménech.

La entidad bancaria se suma así a otros que también se han mostrado críticos con las cuentas del Ejecutivo que lidera Artur Mas, entre ellos el conseller de Territori, Santi Vila, y la Cambra de Comerç de Barcelona, que las ha tachado de “voluntaristas”.

Ingresos, de momento, en el aire


El punto más conflictivo de los presupuestos del próximo año es la partida general de ingresos. CiU y ERC fían cuadrar las cuentas de 2014 a la venta de patrimonio y a nuevas tasas que serán de difícil cobro. A todo ello se unen, además, concesiones e ingresos patrimoniales.

“Ahora el énfasis se tiene que poner en el crecimiento económico porque los ingresos a través de las privatizaciones no se sabe cómo van a ir. En el pasado ya vimos que como consecuencia de un entorno desfavorable no se pudieron hacer. Pero, cuanto mayor sea el crecimiento, mayor el apetito inversor y más facilidad para privatizar a precios elevados”, ha subrayado Doménech en la presentación del informe Situación Catalunya que ha tenido lugar este jueves en Barcelona.

BBVA hace hincapié en la necesidad e importancia de impulsar medidas adicionales para que el mercado de trabajo mejore y pone de ejemplo las políticas activas de empleo. “Hay que mejorar los procesos de intermediación con una colaboración público-privada para emparejar a los desempleados con las vacantes de empleo. “Creo que es una responsabilidad de la Generalitat, aunque no sea una competencia directa”, ha matizado Doménech.

Cumplir estrictamente con el gasto marcado


Pero, sobre todo, BBVA remarca la obligación del Govern en que el gasto para el próximo ejercicio no sufra desviación alguna para caminar hacia una mejora de la inversión y la creación de empleo. “Hay que hacer políticas de oferta para mejorar la recuperación económica”, ha agregado. Estas pautas, señala, son tan válidas para Catalunya, como para el resto de autonomías y el Estado.

El documento que ha elaborado el servicio de estudios de la entidad mejora las previsiones de cara al cierre de 2013. Según el BBVA, la economía catalana se contraerá el 1,3% este año. Esta cifra supone dos décimas menos respecto al último informe del banco.

Esta revisión al alza se debe, principalmente, al menor ajuste de la demanda interna y privada, la mejor contracción del sector público y la buena marcha de las exportaciones. “La economía catalana ha tocado fondo en 2013 y 2014 será un año de crecimiento”, insiste Doménech. Sin embargo, la buena marcha que prevé el BBVA para el próximo año es del 0,6%, una décima menos que en la última ocasión.

Incumplimiento del déficit

Además, BBVA avanza que la consolidación fiscal en Catalunya es todavía insuficiente para llegar al objetivo del déficti del 1,6% del PIB regional en 2013 y que, por tanto, parte del ajuste se trasladará a 2014. Sobre los elevados niveles de paro que todavía registra Catalunya, el BBVA aventura que hasta 2025 no se llegará a los niveles de empleo de 2007, antes de la crisis.

“Los números cambian si el crecimiento es mayor, pero todavía hay cierta dudas sobre el crecimiento de la productividad por empleado, además de que el peso de los diferentes sectores ha cambiado. Si somos capaces de mejorar las tasas de crecimiento resolveremos el problema del desempleo antes”, ha concluido Doménech.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad