El déficit por cuenta corriente cae el 22,6% en los diez primeros meses

stop

Desciende hasta los 32.083 millones. El comportamiento favorable de los saldos comercial, de servicio y las transferencias corrientes compensaron la ampliación del déficit de rentas

30 de diciembre de 2011 (11:04 CET)

El déficit por cuenta corriente se situó en 32.083 millones de euros en los diez primeros meses de 2011, lo que representa un descenso del 22,6% respecto al mismo periodo del año anterior, según los datos que el Banco de España ha difundido el viernes. Esta evolución recoge el comportamiento favorable de los saldos comercial y de servicios y, en menor medida, de las transferencias corrientes. Magnitudes que han compensado la ampliación del déficit de rentas.

En concreto, el déficit acumulado de la balanza comercial entre enero y octubre de 2011 se situó en 34.042,8 millones de euros, 5.157,2 millones menos que el mismo periodo del año anterior. El resultado se obtiene en un contexto de dinamismo de los flujos comerciales, tanto de las importaciones como, especialmente, de las exportaciones. En tasa interanual, crecieron el 12% y 18,3%, respectivamente.

El saldo negativo del componente no energético se redujo el 64% pero se amplió el 17,4% el déficit energético.

Superávit en la balanza de servicios


En la balanza de servicios, el superávit acumulado entre enero y octubre ascendió a 31.262,2 millones de euros. El 23,9% más que en igual periodo de 2010. El saldo positivo de la rúbrica de turismo y viajes se incrementó el 14,2%, hasta alcanzar los 27.919,8 millones; mientras que el del resto de servicios sumó 3.342,3 millones. Cifra que contrasta con los 793,7 millones obtenidos el año pasado.

Por su parte, el déficit de la balanza de rentas aumentó desde enero a octubre el 28%, hasta los 23.725,8 millones de euros.

El saldo de la balanza de transferencias corrientes es negativo, pero se redujo al 37,6%. En total, tiene unos números rojos de 5.576,6 millones de euros.

Más de 27.800 millones de financiación

La cuenta de capital registró en los diez primeros meses del año un superávit de 4.281,3 millones de euros. El 16% menos que en 2010. Pero el saldo agregado de las cuentas corriente y de capital --es decir, la capacidad o necesidad de financiación de la economía-- fue negativo y se situó en 27.801,7 millones de euros hasta octubre. Por debajo del resultado que se obtuvo el año pasado, que fue de 36.344,1 millones.

La cuenta financiera, de la que se excluye el Banco de España, originó salidas netas por valor de 15.410,9 millones de euros en los diez primeros meses. Las entradas netas llegaron a los 33.110,3 millones en el mismo periodo de 2010. En consecuencia, los activos netos del Banco de España frente al exterior descendieron en 52.699,4 millones de euros hasta octubre (9.109,1 millones en 2010).

Dicho retroceso se concentró, principalmente, en los activos netos del Banco de España frente al Eurosistema, hasta 57.565,1 millones de euros. Los otros activos netos aumentaron en 1.692,1 millones. Por su parte, las reservas incrementaron en 3.173,6 millones de euros.

Durante los diez primeros meses del año, las inversiones directas originaron salidas netas de 4.287,9 millones de euros. Las generadas por las inversiones directas de España en el exterior ascendieron a 19.398,2 millones de euros hasta octubre, por encima de las entradas registradas en concepto de inversiones directas del exterior en España, por importe de 15.110,3 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad