El Espirito Santo arrastra en bolsa a la banca mediana española

stop

El Ibex anota la mayor caída desde enero debido a las dudas sobre el banco portugués y a la toma de ganancias

Interior de la bolsa de Madrid I EFE

10 de julio de 2014 (13:47 CET)

Coctel molotov en la bolsa española. El desplome del portugués Espirito Santo es el principal ingrediente de un combinado que ha indigestado al Ibex con las mayores caídas desde enero.

Pero no es el único motivo que explica los números rojos de hoy. La creciente tensión en Oriente Medio y la toma de plusvalías han detraído al Ibex más del 2,6% en la media sesión. El mercado de deuda tampoco ayuda y genera cierta desconfianza entre los inversores.

En Lisboa las alertas están centradas en la espiral bajista de Banco Espirito Santo. Moody’s lanzaba advertencias sobre la entidad este miércoles. Ha puesto su rating en niveles de práctica insolvencia (Caa2) y la reacción de los inversores tardó poco en llegar.

Las acciones se desploman hasta un 15% y arrastran, por el efecto contagio, en su castigo al conjunto de la banca mediana española.

La gran banca resiste

La factura se ha girado al Sabadell y Popular; pero también a Caixabank. Abundan las ventas de Liberbank, con exposición directa al Espirito Santo. El Santander y BBVA combaten con mayor eficacia las caídas .

Con la banca, también tropiezan las constructoras. FCC y Sacyr, que se juega 418 millones de sobrecostes en el canal de Panamá, caen a ritmos de hasta el 5%. En resumen, el Ibex ha llegado a mínimos intradía por debajo de los 10.600 puntos y el varapalo puede extenderse durante la tarde.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad