Douglas Flint, presidente de HSBC

El frenazo de China lastra los beneficios del HSBC

stop

El mayor banco de Europa reduce sus ganancias un 28% por la ralentización de la economía china y el brexit

Barcelona, 03 de agosto de 2016 (11:52 CET)

HSBC está perdiendo fuelle. En el primer semestre de 2016 ha registrado beneficios por 6.170 millones de euros, un 28% menos comparado con los primeros seis meses del año pasado. Y las razones hay que buscarlas en uno de sus principales mercados: China.

La ralentización de la economía de este país, donde HSBC tiene una fuerte presencia y que incluso planea expandirla, ha lastrado los resultados del banco inglés. Cabe recordar que las operaciones en Asia han supuesto el 83,5% de los beneficios globales de la entidad. Pero eso no ha sido todo: cuando las aguas asiáticas calmaron, llegó el tsunami del "brexit".

"La preocupación sobre el nivel de crecimiento económico sostenible de China fue el factor más importante del primer trimestre, y cuando esto se moderó, la incertidumbre en torno al referéndum británico sobre la UE se intensificó", describió su presidente Douglas Flint.

Para frenar esta caída de ingresos, la entidad programa una recompra de acciones por 2.231 millones de euros, "para reducir el número de acciones estándar ordinarias", tras un descenso del valor de sus títulos.

Además, las autoridades del HSBC revisaron sus números y reconocieron que era imposible obtener una rentabilidad del 10% sobre su capital tangible para el 2017.

De todas formas, en el banco han reconocido que ha funcionado la estrategia de reducción de costes y desinversiones de activos de riesgo, como el reducir el margen de su presencia en Brasil. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad