El gatillazo de Nacho Vidal

stop

CASO BPA

El actor porno Nacho Vidal, en un acto promocional

Barcelona, 21 de marzo de 2015 (20:19 CET)

La "Operación Emperador" contra la mafia china que se sigue desde 2012 en la Audiencia Nacional marcó el inicio del fin del BPA. Nadie podía imaginárselo, en la primavera de aquel año, cuando la fiscalía anticorrupción impulsaba un operativo policial sin precedentes contra la presunta red internacional de blanqueo de capitales que dirigía el empresario Chino, Gao Ping.

Investigación en cadena

El juez, los fiscales y la policía acumulaban nombres  de ciudadanos chinos que, en la órbita de Ping, movían ingentes cantidades de dinero hacia su país, procedente de negocios ilícitos generados en España. Todo este elenco de sospechosos, confluían en una persona, el abogado barcelonés, Rafael Pallardó Calatrava quien, según los informes policiales que obran en el sumario del "caso Emperador", era "el responsable de planificar, desarrollar y materializar  los envíos de dinero a China fuera de los cauces legalmente establecidos por valor de, al menos, 14 millones de euros entre febrero del 2011 y diciembre del 2012". Pallardó recibió, según la policía, un pellizco de más de 180 mil euros por sus servicios.

El "equipo de Pallardó"

Las indagaciones policiales avanzaban. Así, tras poner a Rafael Pallardó en la lista de "sospechosos prioritarios", este lugarteniente de Gao Ping condujo  a los agentes de la UDEF hacia la figura de una mujer: María José Jordá González.

"María José Jordá González, conocida como "Cote" actuaba como intermediaria entre Pallardó y las entidades bancarias del Principado de Andorra". Así reza un informe preliminar de la UDEF, anterior a la detención del jefe de la trama Gao Ping.

Nacho Vidal entra en escena

Pero "Cote" era algo más que la ayudante de Pallardó. Era su compañera sentimental.

Tirando del hilo de esta mujer, la policía detectó que su hermano,  Ignacio Jordá González, también tenía un papel relevante en la estructura operativa y delictiva de Rafael Pallardó. Y, naturalmente, se tiró del hilo y se comprobó, no sin cierta sorpresa que Ignacio Jordá era, en realidad, Nacho Vidal, una de las estrellas del cine porno internacional.

Según el sumario del caso emperador, Nacho Vidal y su hermana había puesto a disposición de la red de blanqueo que dirigía Ping y gestionaba Pallardó, su empresa Vidal Production SL al objeto de "emitir facturas falsas y así justificar trasnacional internacionales."

El grupo de "Los Perdices"

La policía, según consta en el sumario que se sigue en la Audiencia Nacional,  ha identificado a un grupo  de imputados  en el "caso Emperador" a lo que denominan "los perdices". Este grupo estaría formado por Nacho Vidal, su hermana, un empleado de banca en Suiza llamado Joshef Basef y Sergi Fernandez Genés, directivo de BPA en Andorra.

"Los perdices", con Vidal a la cabeza, habrían enviado a China  más de 14 millones de dinero negro amasados por la red de Gao Ping.  

Vidal y familia, declararán en Andorra

Vidal y su hermana esta imputados en España por el juez de la audiencia nacional, Fernando Andreu. Y, tal y como han confirmado a Economía Digital fuentes de la investigación, es más que probable que,  a corto plazo, serán citados a declarar por la justicia andorrana en la macro investigación que se sigue en aquel país contra el BPA y que ya ha llevado al consejero delegado de la entidad, Joan Pau Miquel Prats, a la cárcel.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad