El Gobierno pondrá firme a Caja Madrid para que recupere los 15 millones de las ‘tarjetas black’

stop

El Banco de España presiona para que la entidad siga los pasos de Bankia, que ya ha recuperado los importes; Blesa y Rato declaran como imputados en la Audiencia Nacional

Antigua oficina de Caja Madrid I EFE

15 de octubre de 2014 (19:56 CET)

El Ministerio de Economía y el Banco de España presionarán para que Caja Madrid reclame y revierta en el FROB los 15,2 millones que sus 86 consejeros gastaron con tarjetas opacas. Los asesores jurídicos de la entidad financiera recomendaron que renuncie a acciones legales al no ver delito en el uso de esos plásticos. La fundación heredera de Caja Madrid pretende secundar el consejo y no acudir a la Audiencia Nacional, de modo que los beneficiarios eludirían la devolución del dinero. La posibilidad chirría en el seno del regulador.

En el Gobierno sostienen que el daño de las prácticas investigadas lo asumió la matriz de Bankia (Banco Financiero y de Ahorros) y después el Estado cuando rescató al grupo. Hoy Bankia y Caja Madrid son dos entidades totalmente separadas y han tomado posiciones opuestas ante el escándalo de las tarjetas black. El grupo participado por el FROB y presidido por Ignacio Goirigolzarri ha recuperado la totalidad de los importes, unos testimoniales 250.000 euros comparados con el alcance del caso, pero en Caja Madrid no están por la labor aunque el agujero supera los 15 millones.

Doscientos mil euros devueltos

Coincide la circunstancia de que una de las mayores beneficiarias es la presidenta hasta hace pocos días de la fundación Caja Madrid, Carmen Cafranga. Dimitió al saltar el escándalo pero no reembolsó cantidad alguna. Al cierre de este artículo habían devuelto sus gastos el presidente dimisionario de la patronal madrileña, Arturo Fernández, Miguel Corsini y Javier López Madrid. Aunque Juan Iranzo avanzó ayer al Colegio de Economistas que devolverá su parte, aún no consta el ingreso.

En todo caso, los importes recuperados apenas alcanzan los 200.000 euros; el grueso sigue enterrado en gastos nocturnos, lencería, almuerzos y disposiciones en efectivo. La mano derecha de Miguel Blesa, Ildefonso Sánchez Ardoj, asegura que “intentó” devolver 484.200 euros a Caja Madrid. Al final, según su versión, los depositó en una cuenta de la Audiencia Nacional. En un escrito de su abogado al que ha tenido acceso este diario, el ex director general de la caja de ahorros relata que en la fundación “no tienen las ideas claras”.

Acciones legales

En el FROB la hoja de ruta está asumida y secundan la visión de la Fiscalía Anticorrupción. Se aprecian delitos de apropiación indebida y podría presentarse como acusación particular para recuperar el dinero, aunque por ahora la decisión está lejos de la maduración. Sin embargo, cabe recordar que fue la propia Bankia quien puso en manos de Anticorrupción los elementos que han terminado sobre la mesa del juez Fernando Andreu y que han servido para abrir una pieza aparte del caso Bankia. Están imputados, además de Ardoj, Miguel Blesa y Rodrigo Rato. Hoy declaran en la Audiencia Nacional.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad