El ‘ladrillo’ genera, otra vez, pérdidas millonarias en CatalunyaCaixa

stop

RESULTADOS 1S

Presentación resultados CatalunyaCaixa 2010

31 de agosto de 2012 (20:14 CET)

CatalunyaCaixa sigue hundida por el ladrillo. La entidad ha perdido 1.444 millones y encadena dos semestres consecutivos en números rojos millonarios. El riesgo promotor y los activos inmobiliarios dudosos –principalmente— son los culpables de lastrar unas cuentas que, si segregaran el negocio financiero, rendirían beneficios.

Sin la mochila inmobiliaria, el beneficio bruto habría sido de 217 millones, el 6% más en variación interanual. Un sesgo para analizar la fortaleza de la actividad bancaria es la evolución del margen de intereses. De enero a junio, CatalunyaCaixa logró facturar 280,5 millones por este concepto, es decir más de 60 millones que hace un año.

Sin embargo, la caja catalana está en pérdidas desde que los gobiernos de José Luís Rodríguez Zapatero primero y de Mariano Rajoy después establecieron nuevos criterios de solvencia y cautela respecto a la valoración de los activos y de mora.

Dotaciones

En este contexto, el presidente de la institución, Adolf Todó, ha tenido que apartar 1.636 millones durante el primer semestre para prevenir posibles minusvalías e impagos de los créditos concedidos a promotores inmobiliarios, según los datos facilitados por la franquicia controlada por el fondo de rescate Frob.

Además se destinan 487 millones para sanear préstamos subestándar (en riesgo de mora aunque, por ahora, se amortizan puntualmente) concedidos a particulares. La tasa de mora media es del 12,7%.

Como en el segundo semestre de 2011, todas las dotaciones se han realizado contra resultados. CatalunyaCaixa encara el próximo proceso de privatización con el 45% de los requerimientos a los que obliga los dos decretos Guindos: 4.071 millones de euros.

Futuro

Con el primer semestre del año cerrado y con el reglamento para el nuevo Frob aprobado este viernes en Consejo de Ministros, el futuro de CatalunyaCaixa apunta a la privatización del negocio estrictamente bancario, el que da ganancias.

Estos días, la caja y los administradores del Frob, con Fernando Restoy a la cabeza, negocia qué activos segregar en el banco malo, cuyo reglamento también se ha armado este viernes, para valorar la entidad según su actividad recurrente.

Los que se mantengan en CatalunyaCaixa deberán dotarse según los requerimientos de los reales decretos, es decir un máximo de 2.000 millones más. Llegado el caso, sería el propio Frob –que hasta final de año podrá endeudarse en 120.000 millones— quien inyectaría los recursos para esta última ronda. El capital provendrá del rescate europeo para el sistema financiero español.

Otros resultados 'Frob'

Este viernes CatalunyaCaixa no ha sido la única caja nacionalizada a través del Frob (91%) que ha presentado resultados. Bankia, controlada al 100% por el fondo público, ha informado de 4.448 millones en pérdidas, una de las mayores cifras de la historia de la banca en España. Como consecuencia del resultado, Restoy inyectará ya la ayuda pública en la franquicia liderada por Caja Madrid. La matriz de Bankia, BFA, pierde otros 2.807 millones.

Más allá de Padornelo, se han conocido las pérdidas de Novagalicia Banco (90% Frob). Han sido 1.400 millones de euros tras destinar 1.638 millones a provisiones, según ha informado la propia entidad financiera. El elevado saneamiento acometido se enmarca en el proceso de recapitalización “y está contemplado en los planes enviados a las autoridades españolas y europeas”, según sus administradores.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad