El plan de Oliu para superar a Bankia

stop

El Sabadell cierra 2016 con escaso crecimiento de beneficio (0,3%), pero espera expandirse un 10% en 2017. Pone una meta: codearse con los tres grandes

Josep Oliu y Jaime Guardiola, presidente y consejero delegado del Sabadell / EFE

Barcelona, 27 de enero de 2017 (19:00 CET)

Este año será mejor que 2016 para Banc Sabadell. La entidad cerró el año pasado con un resultado discreto. Su beneficio fue de 710 millones, sólo un 0,3% más a causa del impacto de las cláusulas suelo y de cambios regulatorios que le obligaron a hacer más provisiones. Para este año, la previsión es crecer un 10%, adelantó Josep Oliu. Pero el presidente del Sabadell tiene retos más ambiciosos: codearse con los tres grandes en España.  

SUPERAR A BANKIA. El Sabadell quiere ser el cuarto banco de España y competir con los tres gigantes del sector: Caixabank, Santander y BBVA. ¿Demasiado ambicioso? Oliu responde: "En la vida hay que tener objetivos, y no pueden ser quedarnos donde estamos. Si queremos tener un estatus competitivo con los tres grandes, tenemos que ser ambiciosos". Más claro, agua.

¿MÁS COMPRAS? El Sabadell ha sido uno de los bancos más activos durante la crisis, con la compra de cinco bancos. En los últimos años se ha hablado de una fusión con el Popular, pero está descartada: "Ahora no estamos en eso. No hay nada". Entonces, sin compras ni fusiones ¿cómo piensan superar a Bankia? "A ti no te lo voy a contar", dice, echándole humor. Pero recuerda que hace diez años, otro periodista incrédulo puso en duda que superarían al Popular…

CUENTAS PENDIENTES. Pese al crecimiento previsto del 10%, este 2017 será un "año de transición". En 2016 terminó su plan triple (2014-2016), pero el banco se toma este año para culminar las cuentas pendientes de estos años, sobre todo terminar la integración tecnológica del británico TSB y continuar con la limpieza de morosos. Pero el consejero delegado del banco, Jaume Guardiola, y su equipo ya trabajan en el nuevo plan de negocio 2018-2020, que dará las claves de un crecimiento que se centrará en los mercados en los que ya están y será cada vez más digital.

LAS TRES BATALLAS. Entre la ambición y el optimismo, también hay sitio para las incertidumbres. Uno de los riesgos que afronta el Sabadell en los próximos meses y años es su internacionalización, centrada en tres países que generan más preguntas que respuestas: el Reino Unido, los Estados Unidos y México. ¿Malos mercados? "Eso lo dirá usted". Oliu no se replantea la estrategia internacional, pese a los riesgos que sí reconoce.

"CON BREXIT O SIN BREXIT, el Reino Unido es una economía muy fuerte, por lo que estamos convencidos de que será una gran apuesta". ¿Que habrá incertidumbre? Claro, "pero como es un escenario de incertidumbre perpetuo, pues ya está ahí". "Lo importante es lo que dure y cómo termine, pero como no lo sabemos, pues no lo sabemos". Lo que sí sabe Oliu es que "el brexit no provocará la fallida económica del Reino Unido, que crece de manera fuerte y está en mínimos de desempleo". Tema zanjado.

TRUMP DA MIEDO a los que tienen negocios en México. El Sabadell prevé abrir allí seis oficinas más este año. "Puede pasar un año o dos malos, pero tiene una gran capacidad de crecimiento", defiende. Pero confiesa que el departamento de riesgos del banco mirará con lupa a las empresas con intereses en México. Respecto a los Estados Unidos, pone en valor el récord de Wall Street: "Ahora hay una gran euforia económica". De ahí no pasa. "Si no quiero hablar de política española, imagínate de EEUU. Estoy sorprendido y un poco preocupado", confiesa.

LAS CLAUSULAS SUELO son el dolor de cabeza de moda en la banca española. Pese a las reiteradas preguntas que tienen que responder los responsables de las entidades, los del Sabadell no han variado su discurso: "Nosotros hemos defendido siempre la transparencia de nuestras clausulas suelo. Por ello, por lo que dictaminó el Tribunal Supremo, son válidas". Pese a ello, han negociado más de la mitad de las hipotecas con cláusula suelo, cambiándolas por hipotecas a tipo fijo. Con la provisión de 410 millones, cubren todo el riesgo que les queda. Y con esto querrían pasar página. Ya veremos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad