El presidente de Bankinter, el primero en posicionarse en contra del ‘impuesto’ del FGD

stop

FUSIONES

24 de mayo de 2012 (16:17 CET)

Por primera vez un presidente de un banco español, Pedro Guerrero, de Bankinter, ha expresado en público la oposición del sector a financiar más derramas para el Fondo de Garantías de Depósitos (FGD).

Guerrero, haciendo honor a su apellido, ha sido radical: “Esas aportaciones deben servir para proteger los depósitos de los pequeños ahorradores, pero no para rescatar a los bancos con problemas”.

La pretensión del Ministerio de Economía es demandar una aportación extra a todas las entidades del sistema financiero español para vuelvan a llenar la caja del FGD, prácticamente vacía después de que sus recursos hayan sido utilizados para financiar las subastas de Unnim y la CAM.

Para Guerrero no es de recibo que las entidades saneadas deban aportar fondos para financiar las alegrías de aquellas que no han hecho las cosas bien.

Solución alternativa


Esta negativa es compartida por el resto del sector por lo cual se está arbitrando una solución alternativa que pasaría por facilitar al Frob una partida en forma de préstamos que debería ser devuelta por el FGD pagando un determinado tipo de interés. Esta solución no penalizaría el capital.

Guerrero, que participaba en un acto de presentación de la nueva división de Banca de Inversión de Bankinter, en Barcelona, no se ha mostrado favorable tampoco a la creación de una gran banca pública que aúne a todos aquellos bancos nacionalizados o pendiente de serlo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad