El reembolso de los préstamos permite obtener un buen ahorro

stop

Con el reembolso anticipado, se puede evitar pagar de más por intereses, ya que el plazo de amortización será menor

El ahorro por el reembolso dependerá de cuándo se produzca la amortización.

Barcelona, 28 de mayo de 2016 (11:24 CET)

Si bien es cierto que los préstamos personales se suelen pedir cuando no se dispone de la liquidez suficiente para financiar un proyecto, en algunos casos el prestatario recibe inesperadamente una suma de dinero relativamente elevada que le permite reducir el capital pendiente de pago, y puede devolver anticipadamente una parte o todo el importe prestado.

Sin embargo, la cantidad de dinero que se puede ahorrar con el reembolso anticipado será mayor o menor dependiendo de cuándo se produzca la amortización y de las condiciones del préstamo personal contratado.

Cuanto antes se amortice, se pagarán menos intereses

El sistema de amortización de préstamos utilizado en España es el llamado sistema francés, con el que se pagan más intereses que capital en las primeras cuotas, y se abona una parte mayor del saldo pendiente que de intereses en las últimas mensualidades. Por lo tanto, si se decide devolver anticipadamente una parte del importe prestado durante los primeros años del plazo, se ahorrará más dinero en intereses que si se realiza la amortización anticipada más adelante.

Para ahorrar el máximo de dinero posible también es importante mantener la cuota tras haber realizado el reembolso anticipado. Cuando se devuelve una parte del dinero prestado antes de tiempo, el capital pendiente se reduce, por lo que la entidad ofrece dos opciones: seguir pagando la misma cuota a cambio de acortar el plazo o mantener la duración del plazo de reembolso a cambio de pagar una mensualidad más baja. Como seguir pagando cuotas del mismo importe implica reducir el plazo, siempre saldrá más a cuenta mantener el importe de las mensualidades.

Para graficarlo, se puede ver este ejemplo: se tiene un crédito al consumo de 10.000 euros a devolver en 5 años al 8 % TAE, por el que se paga una cuota mensual de 202,76 euros. Si se decide reembolsar anticipadamente 2.000 euros al 13º mes y se prefiere seguir pagando la misma mensualidad, el plazo restante será de 35 meses y se tendrá que pagar 784,45 euros en intereses. En cambio, si se decide mantener el plazo (en este caso, 48 meses), la cuota se reducirá hasta los 153,95 euros, pero se deberán pagar 1.083,48 euros.

Cuidado con la compensación por reembolso anticipado

Tampoco conviene olvidarse de la compensación por reembolso anticipado, una comisión que cobran algunos bancos cuando se devuelve una parte o todo el dinero prestado antes de tiempo. Según la Ley 16/2011 de crédito al consumo, en el caso de los préstamos personales esta comisión no puede superar el 0,5 % del capital amortizado si queda un año o menos para que venza el plazo o el 1 % si queda más de un año para el vencimiento.

Por eso, si es posible reembolsar capital anticipadamente, conviene contratar un crédito que no incluya esta comisión, como el Préstamo Naranja de ING Direct. Si se fuera titulares de este producto y se decide amortizar, por ejemplo, 5.000 euros antes del vencimiento, el ahorro sería de 25 euros si el reembolso se produjera un año antes de que acabara el plazo, y de 50 euros si la devolución se realizara en un momento anterior. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad