El Sabadell, único banco catalán entre los más solventes del euro

stop

La banca española será la más sana de Europa, según Goldman Sachs

El presidente del Banc Sabadell, Josep Oliu

08 de agosto de 2012 (20:54 CET)

Banc Sabadell será la única entidad financiera catalana que figurará entre las 20 más saneadas de la zona del euro cuando arranque la unión bancaria. El informe de Goldman Sachs, que ha aplicado criterios de solvencia, liquidez y capacidad de endeudamiento para proyectar la salud del sector en el futuro marco de actuación, incluye a otras cuatro entidades españolas.

Santander, Banco Popular, BBVA y Bankinter están a la cabeza y, junto al conglomerado presidido por Josep Oliu, forman el mayor grupo de bancos del mismo país en la lista de 25 nombres.

La firma estadounidense reconoce que estas entidades serán las más solventes de Europa cuando se pongan en marcha las nuevas directrices comunitarias, es decir, cuando la digestión del ladrillo esté completa y se cumplan los dos decretos Guindos, que fuerzan a recapitalizaciones de 82.000 millones.

Los más avanzados

En este sentido, la entidad de Oliu limpió en el primer trimestre del año el 75% de la cartera inmobiliaria con 1.300 millones de euros. Para dar salida a los activos problemáticos ha constituido una filial que se encargará de vender, no sólo el tocho dudoso, sino también las referencias no estratégicas.

Sólo Bankinter, que es la única entidad española que ha saneado el ladrillo completamente, supera al Sabadell en el cumplimiento de los dos reales decretos.

Oliu dispone de dos años para cumplir con los requerimientos al estar digiriendo la CAM, totalmente integrada ya en los libros del Sabadell. En la misma situación se encuentra el Popular. La adquisición del gallego Pastor le da más tiempo para completar la limpieza de su balance. Al banco de Ángel Ron le quedan por dotar 3.914 millones en provisiones.

El grupo cero

Los cinco bancos españoles junto al austríaco Erste Bank forman el grupo cero y no requerirán ayudas públicas para seguir adelante, según los criterios del Fondo Monetario Internacional. Pertenecer a este selecto club implica actuar sin las estrictas limitaciones de todo tipo impuestas por las autoridades europeas para los que recurran al fondo de rescate Frob, donde se inyectará la ayuda internacional para el sector financiero español.

Precisamente este jueves entra en vigor la limitación salarial para los ejecutivos de los bancos y cajas nacionalizados. A partir de ahora, banqueros como José Ignacio Goirigolzarri, de Bankia, Adolf Todó, de CatalunyaCaixa, y José María Castellano, de Novagalicia Banco, entre otros, cobrarán como máximo 300.000 euros al año.

Los salarios medios superaban el millón de euros. Los planes complementarios también se han reducido drásticamente.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad