Quienes hayan comprado una casa pueden deducir hasta el 15% de lo invertido en la declaración de la renta. Archivo

El secreto para deducir un 15% la inversión para comprar casa

stop

La deducción por inversión en vivienda habitual podrá alcanzar hasta el 15% del dinero invertido, siendo la base máxima 9.040 euros

Economía Digital, con información de HelpMyCash

Quienes hayan comprado una casa pueden deducir hasta el 15% de lo invertido en la declaración de la renta. Archivo

Barcelona, 05 de mayo de 2018 (14:15 CET)

Las dudas sobre cómo afecta a la renta la compra o la venta de una casa son habituales durante la época de la declaración de la renta, cuya presentación comenzó hace más de un mes. Sólo en las tres primeras semanas se devolvieron más de 1.400 millones de euros, un 28% más que el año anterior.

Desde el comparador HelpMyCash.com ayudan a disipar las dudas de los propietarios de un casa o de quienes acaban de vender una. Y enseñan a quienes compraron una vivienda el secreto para conseguir una deducción de hasta el 15%.

Así afecta a la renta la propiedad de una casa

Desde 2006 se introdujeron portantes modificaciones a la deducción por inversión en vivienda habitual, hasta que se eliminó el 1 de enero de 2013. Pese a las presiones, la eliminación no tuvo carácter retroactivo, por lo que quienes compraron su vivienda antes de esa fecha aún pueden beneficiarse de esta compensación fiscal.

La deducción puede alcanzar hasta el 15% del dinero invertido, siendo la base máxima 9.040 euros. O lo que es lo mismo, si las cuotas anuales suman esos 9.040 euros o más, la recuperación podrá ser de 1.356 euros. Eso sí, de ese 15%, un 7,5% corresponderá a la deducción estatal, mientras que el otro 7,5% será autonómica.

La única excepción es para los contribuyentes catalanes, que pueden deducirse hasta un 9% en la parte autonómica siempre que estén incluidos en algunos de los supuestos del llamado régimen especial, modificado este año: tener menos de 32 años, haber estado en paro durante más de 183 días durante el ejercicio, tener una discapacidad del 65% o más, o tener un hijo o más.

Si el objetivo de las mejoras es una vivienda es la adecuación para personas con discapacidad, la base deducible asciende hasta los 12.080 euros

Eso sí, en cualquiera de estos casos la vivienda se debe haber adquirido antes del 30 de julio de 2011 y la base imponible total debe ser inferior a 30.000 euros. Si no, la deducción será del 7,5%, como en el resto de las autonomías.

Cabe recordar que, además de la compra de una vivienda, esta deducción fiscal también se aplica en aquellos casos en los que se rehabilitó o se amplió la vivienda, siempre que las obras se hayan empezado antes del 1 de enero de 2013 y hayan finalizado antes del 1 de enero de 2017.

Además, si el objetivo de estas mejoras era la adecuación de la vivienda habitual para personas con discapacidad, la base deducible asciende hasta los 12.080 euros, aplicando el resto de los límites descritos anteriormente.

La venta de vivienda habitual para reinvertir en otra

Si se reinvierte el importe ganado por la venta de una vivienda en adquirir otra vivienda habitual, no es necesario tributar por dicha ganancia patrimonial, siempre y cuando dicha reinversión se realice en un tiempo máximo de dos años desde la venta.

Si antes de que se cumpla ese plazo se debe hacer la declaración de la renta, habrá que dejar constancia de la intención de reinvertir, para evitar pagar por el beneficio de la venta. Para ello hay que rellenar el epígrafe G2 de la página 12 de la declaración, así como el apartado correspondiente en el Anexo C.2 de información adicional.

Cabe señalar que si sobre la vivienda que se vende recaía una hipoteca, el dinero de la transmisión destinado a cancelarla no se considera como una ganancia y, por lo tanto, la reinversión del resto del importe no tendrá la consideración de parcial.

Los contribuyentes mayores de 65 años que donen o vendan su vivienda habitual no deben tributar por la ganancia patrimonial obtenida

Sin embargo, si solo se dedica a la compra de la nueva casa un importe inferior, porque su precio es menor, sí tendrá esta consideración y, por lo tanto, se deberá tributar por la parte no reinvertida, que a efectos fiscales cuenta como ganancia patrimonial.

Por otra parte, los contribuyentes mayores de 65 años que donen o vendan su vivienda habitual no deberán tributar por la ganancia patrimonial obtenida. Del mismo modo, si no se trata de la residencia habitual, pero el beneficio obtenido se reinvierte en una renta vitalicia, tampoco se deberá tributar, siempre que superen esa edad mínima.

Hemeroteca

Finanzas personales
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad