El secretario de Estado de Economía, Íñigo Fernández de Mesa

El Tesoro cumple: España, 4.540 millones más cerca del 100% del PIB en deuda

stop

Los analistas internacionales atribuyen a la política ultra expansiva de EEUU y a una nueva burbuja de crédito el escenario favorable al Tesoro en costes de financiación

19 de agosto de 2014 (12:19 CET)

España ha captado esta mañana otros 4.540 millones en deuda y engorda el astronómico compromiso con los mercados hasta los 1.007.323 millones. Al margen quedan empresas y familias, que arrastran una cifra pendiente de 1,26 billones. Pero mientras la deuda privada se contrae, la pública no para de crecer. Las previsiones del propio Gobierno indican que a 31 de diciembre la ratio equivaldrá al 99,5% del PIB, por lo que ni déficit ni sobreendeudamiento se han corregido.

“Hay que ser honestos: en un contexto de caída de los intereses de la deuda soberana y de reducción de los diferenciales no hay muchos incentivos para llevar a cabo ajustes”, explica el economista jefe de Moody's Analytics, Mark Zandi. A pesar de que esta opinión es compartida en los foros internacionales, los mercados confían en la capacidad de reembolso de la economía española y prestan más dinero.

Razones de la bonanza

El Tesoro Público ha logrado que la emisión de este martes se salde con los menores tipos de interés que se han aplicado nunca a las letras de seis y 12 meses. La demanda ha sido mayor que la esperada. Se han vendido 990 millones a medio año con peticiones que han superado en 2,4 veces la cifra colocada. Ese papel se ha distribuido al 0,08%. Los títulos con vencimiento en el próximo agosto han cautivado a peticiones valoradas en 1,9 veces la oferta (3.550 millones). El rendimiento será del 0,16%.

El comportamiento de España en los mercados es uno de los motivos por los que Mariano Rajoy saca pecho en relación a su balance económico. En la rueda de prensa de fin de curso aseguró que los menores tipos de interés así como la relajación de la prima de riesgo son señales de recuperación. Para varios expertos, el desplome de los costes de financiación, fenómeno que también se da en otros países europeos, tiene más que ver con la política ultra expansiva de Estados Unidos (EEUU) que con la mejoría de la situación económica que vende el Gobierno.

Alerta: nueva burbuja en EEUU


La liquidez artificial que ahora atesoran los mercados gracias a las decisiones que toman al otro lado del Atlántico tiene los días contados. El banco central estadounidense (la Reserva Federal) dejará de intervenir para que la situación vuelva poco a poco a su cauce. Se espera, por ejemplo, que en pocos meses abandone la compra de deuda. Las previsiones indican, además, que en un año subirá los tipos de interés hasta niveles que en 2018 podrían alcanzar el 3,75%. Es decir, escaseará el capital con el que ahora se compra la deuda española o de otros países.

Los analistas también sitúan la mejoría actual de España dentro del fenómeno que el Fondo Monetario Internacional ha calificado como “compresión” del riesgo y de los tipos de interés. El ciclo ha reducido el diferencial en EEUU entre los bonos de las empresas basura y las solventes. A pie de calle esta situación ha generado una nueva burbuja de deuda –como la de las hipotecas basura en 2007— pero con los créditos de consumo y para la compra de automóviles.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad