España coloca su deuda al menor coste de su historia

stop

DEUDA ESPAÑOLA

03 de abril de 2014 (12:49 CET)

Los mercados siguen respondiendo. A pocas horas de que el Banco Central Europeo (BCE) decida si mantiene o no los tipos de interés, el Tesoro ha colocado 5.583,44 millones en bonos y obligaciones con tipos de interés más bajos que en la anterior ocasión, por lo que va superando récord tras récord.

La demanda sigue siendo superior a la oferta. Y si el objetivo era captar 5.500 millones, que se ha logrado con creces, la demanda superaba los 10.700 millones.

Para el Gobierno todas estas operaciones implicarán un menor coste de la deuda a lo largo del año, aunque el problema principal es que la deuda sigue creciendo, y se acerca al 100% del PIB.

Por debajo del 2%

El Tesoro, en todo caso, ha colocado 2.726,90 millones de los 4.641,90 pedidos por los inversores en bonos a cinco años con cupón del 2,75%, por lo que las peticiones han superado en 1,7 veces lo colocado (1,8 veces en la anterior ocasión).

Los intereses, en este caso, han sido inferiores a los de la última emisión, en el mes de marzo, cuando el interés medio se situó por primera vez por debajo del 2%. En este caso, el tipo medio ha pasado del 1,991% al 1,869% y el marginal ha pasado del 2,004% al 1,899%. Eso quiere decir, nada menos, que se paga por debajo del 2%, el nivel más bajo de la serie histórica.

El Tesoro ha emitido, también, 1.630,19 de los 3.358,28 millones demandados por el mercado en obligaciones a diez años con un cupón del 3,80%, de forma que la demanda de los inversores ha superado en 2,1 veces lo vendido (2,8 veces en la anterior ocasión). En este caso, el interés también ha sido menor al de la última vez, el 6 de marzo, siendo el más bajo desde 2005. El tipo medio ha pasado del 3,344% al 3,291%, mientras que el marginal ha pasado del 3,356% al 3,308%.


El bono a diez años, la piedra angular


Otra de las emisiones ha sido la de obligaciones a 12 años.

En este caso se ha colocado 1.226,35 millones de los 2.723,36 pedidos por los inversores, con cupón del 5,90%. Las peticiones de este tipo de papel han superado en 2,2 veces lo emitido (1,4 veces en la anterior ocasión). Y el tipo de interés, de nuevo, ha sido menor, y ha pasado del 3,977% al 3,553% actual, mientras que el marginal ha pasado del 4,012% al 3,561%.

¿Hay que lanzar las campanas al vuelo? En todo caso, permite al Gobierno una financiación mejor, mientras trata de reducir el déficit y acomete las reformas estructurales. Pero el problema se centra en un bajo crecimiento económico, por ahora. El analista de XTB, Javier Urones, considera que los mercados demuestran una preferencia por la deuda a largo plazo, “buscando movimientos especulativos en tipos de interés frente a deuda de más corto plazo, cuyo movimiento porcentual ante mejoras de la rentabilidad exigida es menor”.

El objetivo, para Urones, es que la tendencia se mantenga y se logre colocar ya el bono a 10 años al 3,20%, “la piedra angular y referente de las emisiones de deuda en España”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad