España crecerá más allá de las exportaciones: inversión, consumo e importaciones también repuntarán

stop

El último informe de la consultora Ernst & Young revisa al alza sus previsiones del PIB para 2014 y 2015

Las exportaciones de bienes y servicios crecen un tímido 2,8%. EFE

22 de junio de 2014 (21:01 CET)

España crecerá más allá de las exportaciones. En el conjunto de la economía se aprecia ya este año una mejora de los principales indicadores, incluso de aquellos que lastraban la recuperación. España empieza a ganar fuerza gracias a la inversión privada, el consumo interno y las importaciones. Ésas son las principales conclusiones del informe último de Ernst & Young, titulado EY Eurozone Forecast.

La evolución positiva de estas variables ha hecho que la consultora y bufete jurídico de origen británico se planteae un escenario diferente al que auguraba en su último informe, publicado el pasado marzo. EY recoge una revisión al alza del crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del 1,1% en 2014 y del 1,6% para 2015. Las nuevas previsiones aumentan en tres y cuatro décimas, respectivamente, las anteriores.

Mercado laboral

El informe vaticina que el consumo privado crecerá el 1,5% a lo largo de este ejercicio al tiempo que las importaciones repuntarán el 3,3% y las inversiones, el 1,8%. Todo ello sin que las exportaciones pierdan brillo en la balanza comercial. Seguirán siendo un elemento clave en los próximos años. De hecho, al cierre de este 2014, aumentarán el 5,5%. Pero eso sí, su ponderación en la recuperación será menor gracias al repunte de las importaciones.

Los datos optimistas del estudio se trasladarán, además, al mercado laboral, aunque de forma “modesta”. Por primera vez en muchos trimestres, EY prevé una tasa de paro inferior al 25%. Pero el informe no se limita a exponer números, sino que también da ciertos toques de atención y pide cambios laborales para reducir la segmentación.

Déficit e inflación


Las recomendaciones de EY también advierten de que serán necesarias más políticas de ajuste si el Gobierno que lidera el popular Mariano Rajoy quiere conseguir reducir el déficit fiscal por debajo del 4,2% del PIB en 2015.

La inflación es otro de los retos más inmediatos para consolidar la recuperación, según la compañía. EY alerta ante un eventual proceso de deflación y de los riesgos que supondría: “España pueda sufrir un periodo continuado de descenso de precios, lo que sería perjudicial”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad