Paro. Un grupo de personas hacen cola en una oficina de empleo de Alcalá de Henares (Madrid). EFE/Fernando Villar
stop

El paro baja en 164.100 personas en verano y se superan los 19,5 millones de ocupados, máximos desde 2008

Nahiara S. Alonso

Economía Digital

Paro. Un grupo de personas hacen cola en una oficina de empleo de Alcalá de Henares (Madrid). EFE/Fernando Villar

Madrid, 25 de octubre de 2018 (09:17 CET)

España registra el mayor número de trabajadores desde 2008, según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este jueves por el INE. Entre julio y septiembre se crearon 183.900 empleos, el 0,95% más respecto al trimestre anterior, lo que sitúa el total de ocupados en 19.528.000 personas, el mayor nivel desde el cuarto trimestre de 2008.

Además, la tasa de paro baja en 164.100 personas en el tercer trimestre de 2018 y deja el desempleo en el 14,55%. Esto supone llegar a niveles por debajo de la cifra del 15% por primera vez desde hace diez años. El número de desempleados se sitúa en 3.326.000 personas.

Sin embargo, la bajada del desempleo se desacelera. Es descenso registrado es inferior a los experimentados en este mismo periodo entre los años 2017 y 2014.

Creación de empleo

También la creación de empleo se queda por debajo de las cifras conseguidas en los dos últimos años, cuando los puestos de trabajo creados superaron los 200.000. Históricamente el tercer trimestre es un buen periodo para el mercado laboral.

Entre julio y septiembre se registra la temporada alta del turismo que favorece la contratación, especialmente en sectores como la hostelería. Así, la ocupación aumentó principalmente en el sector servicios, con 210.200 empleos más. Le siguen la construcción con 24.900 puestos y la industria con 2.800 más.

Variación trimestral de la ocupación. Fuente: EPA

De los 183.000 empleos generados, 134.200 son del sector privado y 49.700 en el sector público, el1,6% más respecto al trimestre anterior.

El mercado laboral español continúa con su tendencia a favor de los contratos temporales, que favorecen la precariedad. El número de asalariados se incrementó el 1,1%, es decir, 176.300 personas más. 

Así en el tercer trimestre, los asalariados con contrato temporal suben en 151.000 personas, el 3,4% más mientras que el crecimiento en el contrato indefinido fue menos: solo 25.300 personas, el 0,2% más que en el trimestre anterior. La tasa de temporalidad aumenta en 63 centésimas, hasta el 27,43%.

La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, asegura que pese a que “hay sombras” en las cifras del paro, como la temporalidad, los datos presentados del tercer trimestre son "muy positivos”. "España está demostrando una notable capacidad de creación de empleo", comenta.

Más empleo para los más mayores

Por edad, la ocupación baja entre las personas de 35 a 39 años –con 44.800 bajas- y en el de 30 a 34, con un descenso de 18.800 trabajadores. Por el contrario, crece en los menores de 30 años y en los de 40. La mayor subida se da en el grupo de edad de 55 y más años, con 70.200 ocupados más.

Pese a que aumenta la ocupación en los menores de 30, el paro entre los jóvenes sigue siendo elevado. El paro entre los menores de 25 años sube en 6.100 personas en el tercer trimestre del año, el 1,1% respecto al trimestre anterior, situándose la cifra total de jóvenes en situación de desempleo en 528.800.

La creación de empleo aumenta en mayor medida entre los hombres en el tercer trimestre: 134.000 frente a 49.900 mujeres.

De los parados contabilizados en España al finalizar septiembre, el 41,6% son de larga duración, es decir, que llevan más de un año en desempleo. Este colectivo se reduce en 129.300 personas, el 8,5% menos respecto al trimestre anterior, hasta las 1.383.000.

En cuanto al número de activos, aumenta este trimestre en 19.800, hasta 22.854.000. La tasa de actividad baja siete centésimas y se sitúa en el 58,73%. En el último año la población activa ha incrementado en 73.000 personas

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad