El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. Europa oculta los entresijos de la venta de Banco Popular. EFE

Los entresijos de Banco Popular seguirán clasificados como alto secreto

stop

La Comisión Europea se niega a dar explicaciones de la autorización de la venta del Popular al Santander por la sensibilidad de la información

Cristian Reche

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. Europa oculta los entresijos de la venta de Banco Popular. EFE

Barcelona, 24 de agosto de 2017 (17:33 CET)

La Comisión Europea (CE) niega a los inversores del Popular la información del informe de Deloitte que detalla la situación real de la entidad antes de que fuera vendida al Santander por un euro.

Bruselas, al igual que hizo la semana pasada la Junta Única de Resolución (JUR), rechaza proporcionar los textos que los afectados le solicitan para "no dañar los intereses comerciales" de la entidad que preside Ana Botín y "proteger las estabilidad financiera de la eurozona", según el texto que ha remitido al despacho de abogados B. Cremades y Asociados.

Tal y como recoge la respuesta del Ejecutivo comunitario, "la publicación de estos documentos podría socavar los intereses comerciales del Santander y sus accionistas”. Además, añade que “los datos financieros antes mencionados”, como la situación de los activos de la entidad que presidía Emilio Saracho y la posición en el mercado, deben seguir en secreto.

De destaparse, la información "podría menoscabar la protección del interés público en lo relativo a la política financiera y económica de la Unión Europea”, reza el texto. 

En un plazo de 15 días hábiles, el bufete solicitará a la CE que reconsidere su posición. En el caso de no conseguirlo, acudirá ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE). Al mismo tiempo, el despacho de abogados espera que el Banco Central Europeo responda a la misma solicitud durante esta semana.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad