Expertos aconsejan que en España la jubilación sea a los 70 años

stop

FUTURO ECONÓMICO

03 de junio de 2013 (14:22 CET)

Alarma roja, las sirenas suenan alto y hay que actuar con urgencia. España ha entrado en una fase peligrosa, después de un periodo jamás vivido que no se aprovechó para recoger y ahorrar lo suficiente. El estado de bienestar no es sostenible, si se tiene en cuenta el potencial de trabajadores, y de jubilados en los próximos años.

Economistas y demógrafos han analizado en detalle el caso español, y reclaman que se invierta en educación, para mejorar la productividad con un objetivo: que menos trabajadores puedan ser suficientes para pagar a más jubilados, aunque sea con pensiones más bajas. Eso sí, para jubilarse habrá que esperarse a los 70 años, con la idea de cotizar entre 40 y 45 años.

Época dorada

Los investigadores de la XREPP, la red de referencia en Economía y Políticas Públicas, que integra a investigadores de la UB y de la UAB, y en el contexto del Congreso NTA ( National Transfer Accounts), han ofrecido sus conclusiones, que dejan un principio claro: España vivió una época dorada, entre 1982 y 2013, pero no se aprovechó.

En ese periodo, la generación del baby boom estaba en el mercado laboral, y el ano 2000 fue el mejor de la historia. La relación entre productores y consumidores era de 4 a 1. Ahora todo ha cambiado.

La profesora de la Universitat de Barcelona (UB) Concepció Patxot, que ha presentado el estudio, ha recordado esa evolución. Si en ese año, en 2000, España tenía un potencial jubilado (mayor de 65 años) por cada cuatro potenciales trabajadores (la población en edad de trabajar entre 16 y 64 años), la proporción será en 2050 de dos jubilados por cada tres trabajadores. Insostenible.

Competir globalmente

El hecho es que a partir de 2020, los problemas serán mayores, porque se jubilará la generación del baby boom, y la tasa de dependencia, la que calcula la relación entre la población económicamente dependiente y la población en edad de trabajar, pasara del 25% actual al 28% en el 2020 y al 65% en 2050.

La salida no puede ser otra, según Patxot, que bajar las pensiones y alargar la edad de jubilación. El contexto global, en el que debe competir España, es muy diferente, y hay muchos países que no tienen estado de bienestar, aunque caminen tímidamente hacia él, como intenta hacer China.

Si los españoles se jubilan a los 70 años, contando con una esperanza de vida mucho mayor, los trabajadores podrían cotizar durante 40 o 45 años. Y si se cobra menos pensión, el estado de bienestar podría ser sostenible.

"La crisis ha avanzado el problema y no sabemos si el déficit que ya se ha registrado en 2012 continuará porque depende del desempleo", asegura Patxot.

Inversión en la edad escolar

Entre las previsiones, se fija el horizonte de 2020. “A partir del 2020 el paro se recuperará y bajará bastante debido a que las personas nacidas en el baby boom pasarán a tener edad de jubilación", afirma Patxot, que también es coordinadora del proyecto National Transfer Accounts en España, una investigación internacional sobre los efectos económicos del envejecimiento de la población donde participan expertos de 40 países.

El estudio considera que los gobiernos deberían invertir más en educación, principalmente en las primeras edades escolares, que ahora asumen en mayor medida las familias. A diferencia de otros países europeos, en España las transferencias privadas financian el 61% del coste de los niños, y el Estado asume el 39% restante.

Si esas proporciones cambiaran, las familias podrían ahorrar durante esos años. Pero, además, la inversión en capital humano facilitaría el futuro de los trabajadores, y, aunque fueran menos, serían más productivos, y, según el estudio, “más capaces de sostener el sistema”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad