Frente común de pymes y sindicatos para frenar la ley de autoconsumo energético

stop

polémica

Mariano Rajoy y el ministro de Industria, Energía y Turismo en funciones, José Manuel Soria

en Barcelona, 23 de julio de 2015 (19:25 CET)

No es muy habitual que empresarios y sindicatos hagan frente común, pero el Gobierno y especialmente el ministro de Industria y Energía, José Manuel Soria, lo han conseguido con sus planes de penalizar el autoconsumo energético. La patronal de pequeñas y medianas empresas catalanas Pimec, los sindicatos CCOO y UGT y la asociación de empresarios fotovoltaicos AIFOC han unido fuerzas para intentar parar el decreto ley de autoconsumo energético, cuya aprobación estaba prevista para el 31 de julio pero que podría retrasarse.

Pimec, CCOO, UGT y AIFOC se oponen al decreto ley que prepara Soria porqué las cargas que prevé al autoconsumo castigan a las familias y empresas que utilizan energía generada por sus propias placas solares y, por lo tanto, son un freno a la competitividad. "Aunque ya estemos saliendo de la crisis, tenemos que continuar siendo competitivos. Si no, volveremos a tener dificultades", ha advertido Josep González, presidente de Pimec.

El patrón de las pymes catalanas ha lamentado que "el coste de la energía de las empresas en España es de los más altos de Europa" y que durante la crisis ha subido un 28%, según datos de Eurostat. Con precios altos, el autoconsumo, que "en la mayoría de países se está fomentando", podría ser una vía de abaratar los costes energéticos, pero no lo será con el decreto que prepara el Gobierno.

La influencia de las grandes eléctricas

Detrás de esta medida del ejecutivo popular, Pimec, CCOO, UGT y AIFOC ven la influencia de las grandes eléctricas. Han denunciado que el Gobierno legisla para ellas y han puesto como ejemplo la subida de la parte fija del recibo doméstico de la luz de los últimos años: "Como el consumo bajaba por la crisis, subieron la parte fija", ha dicho Joan Vila, de la comisión de energía de Pimec, quien también ha apuntado a las puertas giratorias: "Hay apuestas para ver a qué eléctrica irá Soria cuando deje de ser ministro", ha bromeado.

El decreto no tiene ahora mismo fecha de salida pero pymes y sindicatos temen que, si no es el 31 de julio, sea en septiembre, antes de las elecciones generales que previsiblemente se celebrarán en otoño. Javier Pacheco, secretario general de la federación de industria de CCOO de Cataluña, ha acusado al Gobierno de querer aprobar el decreto rápido y sin diálogo con el sector ni los agentes sociales. De hecho, en noviembre pasado enviaron una carta al secretario de Estado de Energia, Alberto Nadal, para pedirle una reunión y todavía esperan respuesta.

Presión en el Congreso

Para intentar frenar el decreto, el próximo lunes 27 Pimec, CCOO, UGT y AIFOC se reúnen en Madrid con todos los grupos parlamentarios en el Congreso –todos están convocados aunque hay dudas de que el PP acuda– para hacer presión y pedirles que se opongan a castigar el autoconsumo. El presidente de Pimec ha tenido un recuerdo para la gran patronal española, la CEOE, con quien sus relaciones no son precisamente buenas, y ha lamentado que no se sume a la iniciativa.

De quien seguro que encontraran la complicidad en Madrid es del PSOE de Pedro Sánchez. Este mismo jueves, el secretario general socialista ha llamado a "eliminar barreras, cargas o peajes" al autoconsumo. "El derecho a la energía debe incluir el derecho a autoproducirla y el impuesto al sol con el que amenaza el Gobierno no tiene ninguna justificación", ha añadido en un comunicado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad