Luis de Guindos, ministro de Economía. EFE/Chema Moya

El fondo que rescató a las cajas pierde otros 1.700 millones

stop

La devaluación de las participaciones en Bankia y BMN deja al FROB un agujero de 1.600 millones y obliga al Gobierno a actuar

Barcelona, 30 de junio de 2017 (12:34 CET)

Bankia, pese a ganar dinero, y BMN sangraron al FROB en 2016, que perdió 1.693 millones de euros, según anunció este viernes el fondo de rescate bancario. Para compensar estas pérdidas y devolverle el equilibrio patrimonial, el Gobierno salió a su rescate con 3.000 millones de euros.

Las pérdidas fueron provocadas por la devaluación de las participaciones del FROB en Bankia y BMN, de las que es el principal accionista. El fondo que rescató a las cajas tuvo que asumir que dichas participaciones valen 474 y 916 millones menos respectivamente.

Estas devaluaciones provocaron un agujero patrimonial de 1.609 millones de euros, que han tenido que ser compensados por el Gobierno. No obstante, el Estado no ha inyectado dinero nuevo, sino que ha convertido en capital un préstamo de 3.000 millones.

Con estas cifras, el FROB incrementa un 11% sus pérdidas y registra los peores números en tres años. En 2015 perdió 1.523 millones y en 2014, 861. En 2013, los números rojos fueron de casi 2.800 millones, pero cuando más perdió fue en los años de los grandes rescates, 2011 y 2012, con 10.560 y 26.000 millones respectivamente.

El FROB pierde un 11% más y sufre las peores cifras desde la época de los rescates

La recuperación de la economía y de la situación de las entidades no ha llevado al FROB, que cobra dividendos de Bankia, a dejar las pérdidas millonarias. Todas las entidades rescatadas se han vendido con pérdidas, y el Gobierno ya ha asumido que no se recuperarán 60.000 millones del rescate. Sí que espera reembolsar casi 10.000 millones con Bankia, pero de momento el FROB ha tenido que asumir más pérdidas y ha obligado al Gobierno a comprometer 3.000 millones más.

El fondo de rescate, que posee el 65% de BMN, a cierre de 2015 tenía valorada esta participación en 1.453 millones. Con el precio de venta a Bankia (825 millones), pasa a estar valorada en 536 millones, por lo que ha tenido que asumir unas pérdidas de 916 millones.

En Bankia, el FROB ha asumido un deterioro de 474 millones de su participación en BFA –matriz de Bankia–, principalmente por la reducción de las plusvalías en las carteras de renta fija del grupo. El fondo que preside Jaime Ponce también ha perdido 155 millones por la participación que posee en la Sareb, que redujo capital para compensar sus números rojos y convirtió en capital parte de la deuda subordinada en manos de sus accionistas.

El FROB cerró 2016 con un activo de 14.354 millones de euros, un pasivo de 15.963 millones de euros y, tras las pérdidas del ejercicio, un patrimonio neto negativo de 1.609 millones de euros, que fue compensada con los 3.000 millones del Gobierno.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad