Javier Godó gana mando en La Caixa

stop

ASAMBLEA GENERAL

Juan María Nim e Isidro Fainé

22 de mayo de 2012 (20:37 CET)

La primera asamblea de La Caixa después de la profunda reorganización del grupo se ha saldado con la aprobación de todos los puntos del orden del día pero, sobre todo, con el ascenso en la estructura de poder del editor Javier de Godó y la incorporación de nuevos consejeros próximos a CiU, como Francesc Homs.

El aristócrata se convierte en el vicepresidente segundo del consejo de administración del Grupo La Caixa que sigue teniendo de presidente a Isidro Fainé y mantiene también el vicepresidente primero, Salvador Gabarró, presidente a su vez de Gas Natural Fenosa. Además, Godó será uno de los ocho miembros de la comisión ejecutiva de la entidad.

Otro cambio destacado en el consejo de administración del grupo ha consistido en la entrada del ex conseller de Economía del último gobierno de Jordi Pujol, Francesc Homs Ferret, que entra como consejero de La Caixa en representación del Ayuntamiento de Barcelona, ahora en manos de CiU. Homs es el actual presidente de la energética Fersa, empresa que está en la órbita de Banca Cívica.

Este es uno de los muchos cambios que se han producido en la asamblea, ya que el 50% de los representantes han sido renovados tal y como lo establecen sus estatutos.

Obra Social

Otra de las decisiones ha sido mantener la dotación de la Obra Social. Por quinto año consecutivo se ha aprobado un presupuesto de 500 millones de euros.

El director general de La Caixa, Juan María Nin, ha explicado el proceso de integración que se lleva a cabo para integrar Banca Cívica lo que, según sus estimaciones, redundará en una mejora de la estructura general de costes.

Después de finalizada la operación, La Caixa controlará el 61% de CaixaBank, el 3,4% estará en manos de las cajas de ahorros que actualmente conforman Banca Cívica mientras que el resto será free float.

Trimestrales del Grupo

También se han dado a conocer los resultados del primer trimestre del Grupo La Caixa que engloban tanto los de CaixaBank como los de Criteria, el holding de participaciones industriales.

Su beneficio neto atribuido en los primeros tres meses fue de 79 millones de euros cayendo un 76% respecto del mismo periodo en 2011. Ello se ha debido a la extraordinaria dotación que realizó CaixaBank, de 2.436 millones, por las exigencias del Decreto 2/2012 de la reforma financiera, dotando todas sus necesidades en ese único periodo.

Su margen de intereses crecióel 8,6% hasta los 760 millones mientras que el de explotación fue de 1.031 millones ( 28%). El margen bruto creció el 12,4%, hasta los 1.861 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad