Julio consagra la ineficiencia de la reforma laboral

stop

Aunque es el cuarto mes con descensos, la destrucción de empleo se acelera en ámbitos clave como el Turismo

Desempleo: la peor EPA de la democracia

02 de agosto de 2012 (13:52 CET)

La evolución del mercado laboral durante julio arroja pocas señales para el optimismo y confirma la tendencia mostrada por la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre: la reforma laboral, de momento, está empeorando la situación y el desempleo en España va camino de convertirse en incorregible.

La economía parece ajustarse por la vía de mandar profesionales a sus casas como muestran los datos desestacionalizados del mes pasado, de modo que la flexibilidad recogida por el nuevo marco legal apenas echa paños calientes a una situación que apunta a los peores niveles contabilizados en las más de tres décadas de economía de mercado en España.

El único aspecto positivo es que se trata del cuarto mes consecutivo que las listas del Inem se recortan. El número de desempleados ha bajado en 27.814 personas, el 0,6% menos, y se establece en los 4,58 millones de personas. Los demás síntomas mantienen las alertas encendidas al máximo nivel.

Hace un año, en julio de 2011, el paro bajó prácticamente el doble que ahora: 42.059 personas encontraron trabajo. Este dato es el inicio de las malas noticias. Si se amplia el campo de análisis se aprecia mejor el comportamiento real del mercado laboral español. Hoy hay medio millón de personas más en las listas del Inem que 12 meses atrás.

Destrucción masiva


Es más, el dato desestacionalizado de julio --sin contar los contratos de temporada-- muestra que el desempleo habría crecido en prácticamente 50.000 personas. Ambos indicativos evidencian que la destrucción de trabajo en España continúa a un ritmo acelerado a pesar de que este es el cuarto año de crisis, durante los que se han fulminado un mínimo de 3,5 millones de puestos.

Las contrataciones veraniegas han mostrado flojera aunque la locomotora económica del país, el Turismo, aún sigue dando síntomas de buena salud. De este modo, el resultado de julio es bastante llamativo analizado por sectores.

A diferencia de lo que se podía esperar en verano, el paro crece en Servicios en 1.501 (0,05%) y en Agricultura en 3.373 (2,09%). Sin embargo, el desempleo baja en Industria en 7.448 (-1,41%) y en Construcción en 14.792 (-1,90%). Por último, el colectivo sin empleo anterior desciende en 10.448 personas (-2,65%).

El Turismo echa el freno


El sector Servicios ha caído pese a la temporada turística. El año pasado, la actividad económica con mayor peso en el PIB español (11%) animó las contrataciones. Entre marzo y julio el paro bajo en 253.000 personas. En los últimos tres meses, el Turismo ha generado un 35% menos de trabajo y sólo ha logrado contratar a 163.000 profesionales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad