Bruselas tarda dos meses en dar el ok definitivo a la compra del Popular. La nueva sede del Popular, en Madrid. ED/EFE/archivo

Bruselas reparte culpas entre Ron y Saracho por la quiebra del Popular

stop

La Junta Única de Resolución culpa a la mala gestión de los dos últimos presidentes del Popular e incluso a la cobertura de la prensa de la caída del Popular

Economía Digital

Bruselas tarda dos meses en dar el ok definitivo a la compra del Popular. La nueva sede del Popular, en Madrid. ED/EFE/archivo

Madrid, 12 de julio de 2017 (14:36 CET)

Más de un mes después de la intervención de Banco Popular, las miradas siguen centrándose en Bruselas y en la Junta Única de Resolución (JUR), el organismo que activó la venta de la entidad por un euro al Santander. La JUR acaba de hacer público la parte no confidencial del informe en el que se explica los motivos de esta decisión. 24 páginas con la firma de la alemana Elke König, presidenta del organismo, que no dejan en buen lugar ni a Ángel Ron ni a Emilio Saracho. Tampoco, curiosamente, a la cobertura de la prensa en los últimos meses de la crisis.

En uno de los puntos del texto, el referido a las “dificultades de la institución”, la JUR cita varios hechos que habrían provocado que “la situación de liquidez se deteriorara rápidamente”. Justo antes se menciona el informe recibido desde el Banco Central Europeo (BCE) que declaraba la práctica insolvencia del Popular (failing or likely to fail).

[Consulta aquí el informe completo de la JUR]

Entre los hechos que motivaron el rápido deterioro del Popular, según la junta, figura el anuncio hecho por el equipo saliente de Ron en febrero sobre la necesidad de unas provisiones extraordinarias por valor de 5.700 millones de euros en las cuentas del banco. El 3 de abril, ya con Saracho al frente, la entidad manda un comunicado con el resultado de varias auditorías internas, al mismo tiempo que releva, tras solo un año en el cargo, al hasta entonces consejero delegado.

La Junta de Resolución Única enumera los hechos que provocaron el deterioro de la liquidez del Popular

Una semana después, el propio Saracho anuncia que el destino del Popular pasa por una nueva ampliación de capital o por una venta corporativa, debido a la precaria situación de capital y al lastre de activos tóxicos. En estos meses, al mismo tiempo, las principales agencias de calificación rebajan el rating de la institución, destaca la JUR.

Pérdidas trimestrales y de confianza

La delicadísima situación del banco se confirma el 3 de mayo, con la presentación de los resultados trimestrales del grupo, que traen consigo unas pérdidas millonarias que ahondan en la falta de confianza de los mercados y los depositantes en la marca.

Precisamente, para explicar la acelerada retirada de depósitos de las últimas semanas de vida del banco, la junta alude a la “continuada cobertura negativa de la prensa sobre los resultados financieros de la institución y el presunto riesgo inminente de quiebra/liquidez”, señala el informe.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad