La ausencia de extraordinarios en BBVA golpea con dureza el resultado

stop

Sin tener en cuenta la venta parcial del banco chino CNBC en 2015, la ganancia hubiera sido un 11,6% menor en términos constantes

El presidente de BBVA, Francisco González. REUTERS/Juan Medina

Madrid, 28 de abril de 2016 (08:26 CET)

El impacto de la evolución del tipo de cambio, la caída de las operaciones financieras y, sobre todo, la ausencia de los ingresos extraordinarios que hace un año aportó la venta parcial del banco chino CNCB han provocado que el BBVA reduzca su beneficio un 53,8%, hasta 709 millones de euros, al término del primer trimestre de 2016, según la nota remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)

Sin tener en cuenta la desinversión en el banco asiático en el primer trimestre de 2015, el beneficio cae un 11,6% inferior en términos constantes. Estos impactos se suman al efecto estacional del negocio bancario en algunas geografías, donde la actividad es más baja en la primera parte del año.

Ingresos recurrentes

Como elementos positivos destacan los ingresos recurrentes y los menores saneamientos, que contribuyeron a impulsar la cuenta. El margen de intereses ascendió en el trimestre a 4.152 millones de euros, un 13,3% superior al del mismo periodo del año anterior ( 27,9% a tipos de cambio constantes).

Por su parte, el margen bruto alcanzó los 5.788 millones de euros, un 2,8% superior al generado en el primer trimestre de 2015 ( 14,9% excluyendo el impacto de las divisas). El crecimiento de esta línea se apoyó en el buen comportamiento de los ingresos típicos del negocio bancario, es decir, el margen de intereses y las comisiones.

Estos ingresos recurrentes permitieron compensar la caída de los ROF afectada por la compleja situación de los mercados durante el trimestre.

Los costes crecen con CatalunyaCaixa

Los costes crecieron un 14,4% en términos interanuales (24,8% a tipos de cambio constantes), debido a la incorporación de CatalunyaCaixa en abril de 2015 y los costes de integración asociados, la elevada inflación en determinadas geografías, la evolución de las divisas y losplanes de inversión en marcha en mercados en crecimiento. 

La ratio de eficiencia se situó en marzo en el 54,8%, mejor que la media de los principales competidores europeos en 2015 (68,1%). En este contexto, el margen neto alcanzó los 2.614 millones de euros, con un crecimiento del4,9%, excluyendo el efecto de las divisas. 

La tasa de mora continuó su tendencia a la baja y cerró el trimestre en 5,3%, frente al 5,4% de diciembre de 2015. Y la de cobertura se mantuvo estable en el 74%. 

Solvencia

Por lo que respecta a solvencia, BBVA mantiene su sólida posición. La ratio CET1 fully-loaded creció en el trimestre hasta alcanzar el 10,54%, lo que supone una generación de capital de 21 puntos básicos. La ratio de apalancamiento fully-loaded cerró el trimestre en un 6,3%.  

En términos de actividad, durante el primer trimestre de 2016 todavía se produjo una ligera reducción del crédito bruto a la clientela (-1,0%) frente al cuarto trimestre del año pasado, a pesar del buen comportamiento de la nueva facturación, especialmente en España. A cierre de marzo, esta línea alcanzó 428.515 millones de euros.  

En cambio, los depósitos de la clientela avanzaron un 1,5% hasta alcanzar los 408.971 millones de euros, con un desempeño positivo en prácticamente todas las geografías en donde opera el Grupo BBVA.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad