La banca afronta un agujero de 1.000 millones en sus fondos de pensiones

stop

LOS RETOS DE LA BANCA

El ex gobernador del Banco de España, Mafo

26 de enero de 2012 (10:08 CET)

Por si no tuviera pocos problemas, la banca se enfrenta a un nuevo coste que impactará en sus cuentas. Las entidades deben afrontar un desfase de dotación en los fondos de pensiones de los empleados más veteranos, aquellos que llevan cuarenta años en el sector, de unos 1.000 millones de euros.

La nueva exigencia, derivada de la última reforma de las pensiones aprobada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, entrará en vigor en enero de 2013 y en ese momento tendrá que estar cubierto el desfase, según informan fuentes solventes.

La nueva norma, que paradójicamente regula en sentido contrario al espíritu global de una ley que retrasa la jubilación, afecta en este caso a aquellos trabajadores regulados por el convenio de banca que entraron antes del año 80 a trabajar y que acumulen en enero del año próximo 40 años de servicio. Este colectivo puede jubilarse en virtud de la citada reforma a los 63 años frente a los 65 estipulados antes del cambio normativo.

Como la dotación para las pensiones de estos trabajadores se ha venido haciendo por los bancos con el esquema anterior, ahora las entidades tienen que incrementar las dotaciones porque los afectados empezarán a cobrar antes y previsiblemente van a percibir el complemento durante más tiempo.

Los cálculos actuariales aproximados estiman la dotación pendiente de realizar, teniendo en cuenta las dotaciones ya realizadas, en 1.000 millones de euros y el colectivo afectado en algo más de 20.000 trabajadores de un sector que emplea a unos 120.000.

Tal y como está el sector, pendiente del plan de saneamiento masivo que elabora el ejecutivo y con los márgenes muy presionados ante la debilidad del negocio y los impagos, la Asociación Española de Banca, no parece dispuesta a afrontar este coste y podría someterlo a negociación con los sindicatos en el nuevo convenio sectorial. La patronal ha declinado comentar el asunto.

De hecho, el problema está ya encima de la mesa de negociación del convenio, según fuentes sindicales, que se declaran dispuestas a hablar sobre este tema. Las soluciones que se barajan son periodificar la dotación o acordar un recorte de los complementos. En todo caso, antes de cerrar una u otra, el Banco de España y la Dirección General de Seguros tendrán que hacer una valoración previa..

Dos convenios en paralelo


Y tras el reciente preacuerdo en el convenio de las cajas de ahorro, no sería extraño que el convenio hermano de la banca se concretara en breve. Hay aproximación sobre el esquema salarial de moderación, que podría incluir congelación en 2011 y 2012 y subidas vinculadas al resultado de explotación del sector en 2013 y 2014.

Por su parte, la patronal mantiene su propuesta de supresión de varios beneficios sociales, como los ascensos por antigüedad, los trienios y la paga parcial de agosto. La AEB también propone la congelación de las pagas de beneficios y cierta flexibilización de horarios.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad