La banca despedirá a 21.000 empleados en tres años

stop

El sector bancario sigue ajustando el cinturón: entre el 2016 y el 2018 cerrarán 3.400 oficinas, y ya hay un tercio menos de sucursales que una década atrás

Economía Digital

Cola de clientes en una sucursal de la antigua Caja Castilla-La Mancha, tras ser intervenida, en una imagen de archivo / EFE/Jesús Carvajal
Cola de clientes en una sucursal de la antigua Caja Castilla-La Mancha, tras ser intervenida, en una imagen de archivo / EFE/Jesús Carvajal

Barcelona, 16 de octubre de 2016 (14:01 CET)

La expansión de la banca digital, y la necesidad de ahorrar en costes sigue lastrando la actividad bancaria en España. El sector planea despedir a 21.000 personas entre este año y los dos siguientes, y además cerrará a 3.400 oficinas. Este 2016 ha sido el año 'más liviano', porque se han echado a cinco mil personas, pero para el 2017 y 2018 se proyectan más ajustes entre el personal.

Según un informe de Ahorro Corporación, en marzo de 2016 había poco más de 30.000 sucursales en España, un 33% menos de las que estaban abiertas una década atrás. En el 2008 se contabilizaban 270.855 empleados, que recorte tras recorte, han descendido a 197.825.

El recorte en los grandes bancos

Los ajustes comprenden tanto a bancos grandes como pequeños. El Popular, por ejemplo, lleva adelante un ERE para reducir de 2.900 a 3.000 puestos de trabajo, lo que representa al 20% de su plantilla, además de activar el cierre de 300 sucursales.

El Santander espera ahorrar 100 millones de euros con sus medidas, que implican el despido de 1.200 empleados y el cierre de 450 sucursales, medidas que la entidad de Patricia Botín podría considerar insuficientes.

Caixabank ha apostado por planes de prejubilaciones para reducir los costes de personal, y así han ahorrado 186 millones en los últimos cuatro años. En lo que va del año, ha acordado la salida de unos 1.300 trabajadores de sus filas.

El BBVA, tras la compra de CatalunyaCaixa, emprendió el cierre de 400 sucursales en Cataluña, divididas un 60% a la entidad adquirida, y el restante 40% del banco de Francisco González. De esta fusión se programaron los despidos de 1.100 personas, que se suman a las prejubilaciones y al recorte de otras 2.000 plazas en las oficinas centrales y sucursales.

En el caso de Bankia, el período de ajustes ha finalizado en el 2013, cuanto terminó un proceso que ha cerrado 1.119 sucursales y despedido al 23% de su plantilla. En el 2016, han puesto el cerrojo a 38 oficinas y echado a 120 empleados, debido a la apuesta por la digitalización de la entidad

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad