El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi. EFE/Alessandro Di Marco

La banca española espera a Draghi con 1.500M menos de beneficio

stop

Se espera que el presidente del BCE deje la puerta abierta a una reducción de los tipos de interés en su reunión de septiembre

Madrid, 25 de julio de 2019 (04:55 CET)

La banca europea teme tanto como anhela una guía clara por parte del Banco Central Europeo (BCE) sobre los tipos de interés. El giro paulatino que ha dado la institución sobre los tipos de interés ha provocado un giro brusco en bolsa y ha puesto contra las cuerdas los planes estratégicos de Caixabank, Banco Sabadell o Bankia, elaborados con previsiones de tipos más optimistas.

Además de los números rojos en bolsa, el cambio en las estimaciones de ganancias ha provocado un efecto dominó en las estimaciones de los analistas. Si se comparan las previsiones de resultados para este año que se manejaban en diciembre/enero y las actuales, el cambio es muy significativo, ya que se reduce en 1.460 millones. Hoy se espera que la banca del IBEX gane 16.300 millones este año y hace ocho menos la cifra ascendía a 17.762 millones.

Y es un recorte que no viene solo: unos menores beneficios se traducen en una rentabilidad más baja -ROE y ROTE se resienten-, en menor capacidad para generar capital -aumentando la presión de los reguladores- y en menores dividendos para los accionistas, aunque no se toquen las políticas de retribución.

Este efecto, asimismo, también se estaría trasladando a las expectativas para 2020, aunque no existe estimación en Bloomberg que permita hacer exactamente la misma comparativa.

Frenar o prolongar esta tendencia depende en buena medida del escenario que dibuje Mario Draghi este jueves y las entidades financieras llevan más de un mes esperándolo; tras las declaraciones del italiano en Sintra a mediados de junio, esforzándose en buscar otras herramientas para tratar de explicar al mercado que cuentan con otras herramientas para generar beneficios; especialmente en el caso de la banca doméstica; más afectada por el todavía elevado peso del euribor en su cartera hipotecaria.

De hecho, los bancos que acumulan recortes más significativos de las estimaciones de beneficio para 2019 son Caixabank y Bankia, con rebajas del 18 y el 16%, respectivamente frente a las previsiones que manejaba el consenso a finales del año pasado. Una moderación en el discurso sobre las posibles políticas de estímulo podría ayudarles a reducir el castigo; o prolongarlo si es todavía más pesimista.

Reducción de tipos en septiembre

José Antonio Álvarez, consejero delegado del Santander, no se atrevió a pronosticar el escenario de tipos futuro en la zona euro durante la presentación de resultados del banco, pero el consenso estaría adelantando que el BCE podría bajar los tipos de interés en su reunión de septiembre en 10 puntos básicos; y el euribor ya estaría más que descontándolo (cotiza en mínimos históricos, rozando el nivel del -0,3%), al igual que una nueva reducción del tipo de facilidad de depósito, que ya se ubica en el -0,4%.

Con la línea roja de no cobrar intereses a los clientes minoristas, la capacidad de los bancos para defender su margen de intereses es ya muy reducida porque queda poco espacio para reducir el coste del pasivo (lo que pagan a los clientes por sus depósitos o cuentas corrientes); si bien, por el momento, el BCE no parece sensible a la preocupación de la banca por los tipos de interés.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad