La banca española se la juega el próximo miércoles

stop

UNIÓN EUROPEA

Mario Draghi

31 de mayo de 2012 (20:38 CET)

En las pasadas 48 horas muchos analistas financieros europeos daban por sentado una utilización inminente de fondos europeos para capitalizar algunos bancos españoles con problemas, debido a la escalada sin fin de la prima de riesgo del Reino de España que ha llegado a los umbrales del 7%.

Finalmente esta decisión se postergó ante las dudas sobre su implementación. El fondo permanente de rescate europeo (ESM por sus siglas en inglés), dotado con 500.000 millones de euros, no está formalmente constituido. Previsiblemente deberá estar operativo a partir del primero de julio.

Draghi el supervisor

Según fuentes de entidades financieras españolas solventes, no podrá hacerse sin una reforma previa que finalmente permita que esos fondos se presten directamente a los bancos sin tener que pasar obligatoriamente antes por los Estados miembros de la eurozona.

Sobre el particular abundaba el presidente del BCE, Mario Draghi, que el jueves pedía “mecanismos creíbles” para avanzar en esta línea. Además solicitaba que las autoridades nacionales de la Eurozona actúen al unísono. Y es que en su cabeza ronda que los bancos sistémicos europeos (unos 25) acaben rindiendo cuentas a un supervisor de carácter europeo y no nacional como hasta ahora.

La capitalización directa

Es en este contexto, que la próxima cumbre informal de jefes de eestado y de gobierno a celebrar en Bruselas el 6 de junio, se revela como vital para poder aplicar las reformas necesarias y habilitar que la utilización de los ingentes fondos europeos, previstos inicialmente para el rescate de países, se destinen a la capitalización de entidades financieras sistémicas en problemas. Es el caso, en España, claramente de Bankia.

Esta solución, que sin duda contará con una fuerte oposición por parte de Alemania, es la favorita para la mayor parte de los players del sistema financiero español porque tendría un impacto muy limitado sobre los mercados de deuda pública española
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad