La CAM pide el rescate al Banco de España al fracasar el proyecto Banco Base

stop

El ente emisor estudiará alternativas a la nacionalización, como la venta de la caja a un banco

31 de marzo de 2011 (08:44 CET)

La CAM solicitó la madrugada del jueves al Banco de España "apoyo financiero del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB" tras la oposición de Cajastur, Caja Cantabria y Caja Extremadura al proyecto de Banco Base.

La Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) pedirá el apoyo financiero del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), según comunicó anoche la entidad alicantina a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en un hecho relevante. Ante dicha información en medios financieros no se descarta una rápida intervención del Banco de España, según informa CapitalMadrid.

La intervención del FROB supondría inyectar hasta 2.000 millones de euros, lo que implicaría su nacionalización, al menos temporal, aunque esta no sería la única posibilidad. En el mercado se especula con la posibilidad de que el Banco de España intente la venta de la entidad alicantina. En ese caso, fuentes financieras apuntan al Santander como uno de los más interesados, fundamentalmente para fusionarlo con Banesto.

Estrategia conjunta

La decisión de pedir ayuda pública por parte de CAM se conoció poco después de rechazar Cajastur, Caja Cantabria y Cajas Extremadura el proyecto de segregación de sus negocios financieros a favor del Banco Base y su integración en el proyecto de fusión con la caja alicantina, previsto desde el año pasado.

En el comunicado enviado anoche a la CNMV, la CAM afirma que con el fin de pedir el apoyo del FROB analizará con el Banco de España "la correspondiente estrategia y calendario de cumplimiento de los requisitos de capital", establecidos en el Real Decreto-Ley que regula el reforzamiento del sistema financiero. La caja señala que "a la mayor brevedad posible" la entidad tiene previsto someterlo a su Consejo de Administración.
Tras romperse el proyecto de fusión, el Banco de España pidió a la caja alicantina la inmediata presentación de un plan urgente de recapitalización. Cajastur, Extremadura y Cantabria seguirán en principio su proyecto juntas y pedirán al FROB 400 millones de euros.

Rechazo de los tres socios

Cajastur, Caja Cantabria y Caja Extremadura decidieron ayer en sus asambleas romper su proyecto de fusión con la CAM, que iba a dar lugar a la tercera caja española, lo que pone en entredicho el futuro de la entidad alicantina debido a sus dificultades y a unos niveles de solvencia muy por debajo de los requisitos del Gobierno.
La alianza de Banco Base arrancó en mayo de 2010 y estaba destinada a generar una entidad con activos próximos a 130.000 millones de euros, de los que 70.000 millones correspondían a la CAM y el resto se repartían entre Cajastur, con un peso mayoritario (unos 39.000 millones), Caja Cantabria y Caja Extremadura aportaban el resto.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad