La compra de oro de inversión se estanca a pesar de estar exento de IVA

stop

Empresas del sector aseguran que no ha habido un repunte notable en las ventas debido aunque el precio del metal no está sujeto a impuestos

Algunos lingotes de oro

09 de septiembre de 2012 (19:23 CET)

El oro de inversión no entiende de impuestos. El metal 'dorado' es el único de la tabla periódica que está exento de IVA. No obstante, los inversores no se han lanzado de cabeza a la compra de oro, según aseguran fuentes del sector a Economía Digital.

Desde hace unos meses se ha producido un parón en el mercado, que desde el inicio de la crisis había crecido como la espuma debido a las dudas sobre el sistema bancario y la solvencia de España.

De hecho, desde principios de 2010, la demanda de oro en España ha crecido en torno a un 60%. Y ya durante esta época de esplendor, los expertos advertían que la burbuja dorada gozaba de buena salud pero que podría explotar en cualquier momento, como ocurrió con el boom inmobiliario. La situación podría dar un giro de 360 grados si los mercados se estabilizaban, y parece que así está ocurriendo.

Precio estable

La razón de que el oro de inversión no esté sujeto al IVA es “incentivar su uso como moneda de cambio” mientras que el uso de este metal en joyería sí que cuenta con un gravamen del 21%. Como el precio de los lingotes de oro no han sufrido cambios repentinos, el cliente no se ha lanzado de cabeza a comprar, de modo que “las ventas no han aumentado considerablemente, sino más bien se han parado”, apuntan desde Oro Express.

En la misma línea una empresa compro-oro de Santiago de Compostela asegura que “el mercado lleva unos meses parado y eso también se debe a que muchos ahorradores pequeños y medianos que estaban apostando por el oro, ahora están aprovechando la bajada de los precios inmobiliarios para volver a invertir en propiedades”.

Impuesto de transmisiones patrimoniales


Con todo, y ante la necesidad urgente de recaudar dinero para la Administración pública, en algunas comunidades autónomas ya se está hablando de un nuevo impuesto para las tiendas compro oro que podría extenderse a las joyerías.

En Galicia, Canarias, Andalucía o Valencia han iniciado maniobras para gravar las compras de oro que hayan llevado a cabo empresas de este sector. Según denuncian las firmas de compra-venta de oro, la intención de estos Ejecutivos pasa por aplicar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (4%) a todas las compras del material que hayan realizado estos grupos en los últimos cuatro años.

Este hecho ha derivado en un movimiento de asociación de varias compañías en España con el fin de poner freno a esta situación, que en su opinión “llevará al cierre de muchos negocios”. Los empresarios del sector lamentan que “ahora que es tiempo de recaudar se han acordado de nosotros”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad