La crisis del ladrillo deja en España 390.000 viviendas nuevas vacías

stop

Una cuarta parte de los pisos terminados en los últimos años no se han vendido y, según Tinsa, hay unos 100.000 de difícil colocación

Un edificio de viviendas recién construidas en una ciudad española / ED (cedida)

en Barcelona, 25 de noviembre de 2015 (12:52 CET)

La crisis del ladrillo ha provocado que las promociones de viviendas terminadas en los últimos años, la mayoría iniciadas antes de que explotara la burbuja, hayan quedado semiocupadas. La tasadora Tinsa ha puesto cifra a este descalabro: hay en España 389.000 viviendas nuevas vacías, una cuarta parte de las construidas desde 2008.

A pesar de la crisis, en España se han construido 1,56 millones de viviendas en los últimos siete años, una cifra que equivale al 6,4% del parque total inmobiliario. Sin embargo, muchas de ellas eran promociones iniciadas antes de la crisis. Según Tinsa, se tardarán 2,5 años en absorber este stock, pero advierte que unas 100.000 son de difícil colocación.

El mayor número de inmuebles desocupados se encuentran en las provincias de Madrid, Valencia, Murcia, Barcelona y Alicante. Pero teniendo en cuenta el total construido, Almería es la provincia que presenta un mayor porcentaje de inmuebles desocupados, con un 38,9%, seguida de Cuenca (37,1%); Castellón (36,1%); Toledo (34,7%) y Murcia (32,7%)

Caídas de precios

El estudio subraya que los precios de la vivienda aún no se han ajustado al mercado y tienen recorrido a la baja en casi un tercio del stock ubicado en las zonas con más actividad constructiva en los últimos años. Así, en algunas donde el excedente de vivienda es superior al 30% se esperan caídas de precios de más de un 6%.

En general, se espera que el 41,3% del stock tenga precios estables, que sólo en un 2,3 % suba más del 6% y que la demanda se sitúe entre 200.000-250.000 viviendas al año.

Una cuarta parte del stock, difícil de vender

Tinsa también sostiene que un 26% del stock tiene difícil salida y detecta algunas zonas en las que, teniendo en cuenta un periodo medio de maduración por promoción de dos años, puede ser necesario empezar a construir nueva vivienda.

Es el caso de ciudades como Barcelona, Madrid, Málaga, Granada, Gerona, Oviedo, Santander, Vigo, Pontevedra, San Sebastián, Gijón y Avilés. En la costa esto ocurriría en Marbella, Benalmádena, Torremolinos, Rosas, Tarifa, Ibiza y Tenerife.La costa peninsular es la zona que presenta un mayor índice de viviendas desocupadas sobre las construidas, con un 28%.

La mayoría, en manos de la banca

En las capitales y grandes ciudades, la tasa de vivienda vacía sobre la construida en 2008 se sitúa en el 22% con grandes diferencias entre unas y otras. Las ciudades de Barcelona y Madrid, las más habitadas, sólo cuentan con un 15% de vivienda vacía, lo que sitúa a ambas cerca del stock técnico necesario. El tiempo de absorción en Madrid capital es de 12-24 meses y el de Barcelona entre 6-12 meses.

El 14% de las viviendas nuevas vacías está en manos de promotores y casi todo el resto es de la banca y Sareb. Cerca del 9 % del stock total se comercializa en régimen de alquiler.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad