La crisis se lleva por delante un tercio de las oficinas bancarias

stop

Las entidades financieras han cerrado cerca de 15.000 sucursales desde el inicio de la Gran Recesión y han dejado un sector más concentrado

Un cliente entra en una oficina de Bankia.

Barcelona, 05 de septiembre de 2016 (01:00 CET)

Las oficinas bancarias están perdiendo peso en el paisaje urbano como consecuencia de la reestructuración del sector. Desde el estallido de la crisis hasta septiembre del año pasado echaron el cierre un total de 14.738 sucursales en España, cifra que representa una reducción del 32% desde 2008.

El ajuste no ha afectado por igual a todas las provincias: mientras que en Barcelona, por ejemplo, la caída en el número de oficinas ha sido del 4%, en Madrid el número de sucursales ha caído un 35% según el estudio La concentración regional del mercado bancario español, elaborado por el catedrático de Análisis Económico Joaquín Maudos.

Castellón es la provincia más afectada por la supresión de oficinas, al haber perdido un 42% del total, seguida de Girona y Ourense (-41%). Entre las razones que han motivado el cierre de sucursales, la principal es la reordenación del mapa bancario, con fusiones como la que llevó a crear Bankia, rescatada con 22.500 millones de dinero público.

Otro de los cambios originados en el sistema financiero durante la crisis económica es el aumento de la concentración bancaria. El número de entidades ha descendido un 40% desde 2008, como destaca el informe. Esta cifra es mucho más elevada que la de otros países de nuestro entorno, como Alemania (11%) o Italia (20%), aunque cercana a la de Francia (36%).

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad