La economía catalana no tiene freno, según la Cámara de Comercio de Barcelona

stop

El petróleo y el euro en mínimos ayudan a la economía catalana a cerrar mejor el 2015 a pesar de las incertidumbres políticas

Xavier Alegret

El presidente de la Cambra de Comerç de Barcelona, Miquel Valls (izquierda), y el jefe de estudios económicos, Joan Ramon Rovira
El presidente de la Cambra de Comerç de Barcelona, Miquel Valls (izquierda), y el jefe de estudios económicos, Joan Ramon Rovira

Barcelona, 27 de enero de 2016 (12:51 CET)

La economía catalana cerró 2015 con un crecimiento del 3,7% en el último trimestre, incremento más alto del previsto y más del doble que el registrado en 2014, según los datos avanzados este miércoles por la Cámara de Comercio de Barcelona. El crecimiento medio del PIB catalán en 2015 fue del 3,2%.  

El buen cierre del año se ha debido a que la recuperación que ya venían experimentando las economías catalana y española ha contado con una ayuda extra de algunos factores. Es lo que Miquel Valls, presidente de la cámara barcelonesa, ha llamado "viento de cola" que impulsa la actividad: la continuidad del petróleo barato y los tipos de cambio favorables.

Esta recuperación se está trasladando al mercado de trabajo, con una aceleración del crecimiento de afiliados a la Seguridad Social: del 3,1% del tercer trimestre al 3,7% del cuarto. Este auge "lo están protagonizando fundamentalmente los servicios", aunque es generalizado.  

Previsiones para 2016

La Cámara de Barcelona ha revisado al alza su previsión para el primer trimestre de 2016, hasta el 3,5%, pero mantiene sus cálculos para el total del año, en el 2,8%. Aun así, Valls ha advertido que "si el precio del petróleo continúa en los actuales niveles, habrá que revisar al alza las previsiones para 2016".

Pero todavía hay más razones para el optimismo. El presidente cameral catalán ha explicado que otro factor que se ha sumado al "viento de cola" ha sido la predisposición mostrada por el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, de actuar si la economía europea lo necesita.    

"Incertidumbres hay siempre"

Los empresarios catalanes son optimistas con respecto a la evolución de la economía a pesar de las incertidumbres políticas que hay tanto en Cataluña, donde el Govern sigue una hoja de ruta independentista, como en España, donde no se vislumbra un futuro Gobierno.

"Incertidumbres hay siempre", ha dicho Valls, pero "las empresas realizan su actividad de acuerdo con la realidad económica". Es decir, que sube la contratación, el consumo, las exportaciones y el turismo, y que hay indicadores de que la expansión puede continuar, como el citado "viento de cola" y la predisposición del BCE a actuar.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad