La economía española se enfría y crece un 0,7% en el segundo trimestre

stop

En tasa interanual, el PIB creció un 3,2%, dos décimas menos que entre enero y marzo

Luis de Guindos, ministro de Economía. / Reuters

Madrid, 29 de julio de 2016 (10:09 CET)

El producto interior bruto (PIB) de España creció un 0,7% entre abril y junio de 2016, una décima menos que en el primer trimestre, según la estimación adelantada este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Supone una décima menos de crecimiento que en el primer trimestre del año y apunta hacia una suave desaceleración de la actividad en los próximos trimestres. 

En tasa interanual, el PIB creció un 3,2%, dos décimas por debajo de lo que se contabilizó entre enero y marzo. La cifra coincide con la previsión realizada por el Banco de España y la mayoría de instituciones de previsión económica. De hecho, este viernes el Gobierno elevó su previsión de crecimiento de cierre de este año hasta el 2,9% desde el 2,7%.

Sólo 270.000 nuevos ocupados

Los últimos datos de la Seguridad Social habían disparado el optimismo tras contabilizar 430.000 nuevos afiliados en el trimestre. Sin embargo, los datos de la encuesta de población activa (EPA) conocidos este jueves decepcionaron al recoger sólo 270.000 nuevos ocupados, muy lejos de cualquier expectativa.

No obstante, el número de puestos de trabajo creados se antoja todavía alto y las horas trabajadas que ofreció la EPA aumentaron de forma muy considerable. Y eso explica que la economía española esté avanzando a ritmos que prácticamente doblan la media de la zona euro.

A principios de año, el desplome del precio del petróleo, los nuevos anuncios de medidas del Banco Central Europeo (BCE) y la rebaja de impuestos inocularon renovados bríos a la economía española.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad