La falsa estampida de los jóvenes españoles: el 0,14% se va del país

stop

Los rumanos, marroquíes y ecuatorianos son los que salen en masa, pero la mayoría piensa en regresar

Jóvenes pasajeros en Barajas.

20 de agosto de 2013 (19:56 CET)

No son tantos como parecen. La emigración masiva de jóvenes españoles es más un mito que una realidad numérica, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística, INE. Un total de 14.804 españoles de entre 20 y 34 años se fueron del país en 2012, es decir, el 0,14% de los casi 10 millones de jóvenes.

Detrás de la aplastante cifra de medio millón de residentes (200.000 jóvenes) que salieron el año pasado se encuentra otra realidad: casi todos, el 94%, son inmigrantes sin trabajo que regresan a sus países.

“Se van para invertir los ahorros, pero muchos terminan regresando porque allí no encuentran la calidad de vida ni el nivel de educación de España”, explica José Luis Villarroel, presidente de la Federación de Asociaciones Bolivianas de Catalunya, Fecoabol.

No hay paraísos

La mayoría de los que se van son profesionales cualificados, bien formados y que se sienten estancados en España. Pero 11.000 de los jóvenes regresan a casa cada año por problemas con los idiomas o dificultades para homologar el título, según un estudio de inmigración presentado por UGT. Algunos también comienzan a extrañar lo que tenían en España.

“Si quieres estar bien en Londres tienes que ganar mucho dinero. Aún así, todos los jóvenes españoles que conozco intentan mejorar el idioma, adquirir experiencia profesional y regresar porque el clima aquí es muy hostil”, explica Natalia Vázquez, con cuatro años en Inglaterra.

Inmigrantes reincidentes


Lo mismo sucede con inmigrantes. Muchos de los que se van, regresan al no adaptarse de nuevo a su país. Es el caso de Jorge Teixeira, un ingeniero informático venezolano que abandonó España en 2011 pero que acaba de regresar. “Conseguí un trabajo en una empresa de tecnología que puedo hacer desde cualquier parte del mundo. Siempre quise volver y con este trabajo pude hacerlo”, explica.

Lo jóvenes inmigrantes que más retornaron a sus países el año pasado son los rumanos (26.904), los marroquíes (14.911), los ecuatorianos (10.413) y los bolivianos (9.067).

Sin grandes cambios

En cifras globales, un total de 633.750 españoles vivían fuera del país en 2008, cuando estalló la crisis económica en España. Tras cinco años de profunda recesión, la cifra ha aumentado a 673.662, un 6,2% más.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad