La gran banca también sale perdiendo

stop

CONTROL ARTIFICIAL DE LOS CAMBIOS DE DIVISAS

La decisión del Banco Central Suizo ha fortalecido su moneda por encima del euro

16 de enero de 2015 (20:30 CET)

La drástica fluctuación del franco suizo como consecuencia de las medidas adoptadas el jueves por el Banco Nacional de Suiza (BNS) ha tenido consecuencias en los mercados de todo el mundo y ha provocado que bancos globales pierdan decenas de millones de dólares, así como el colapso de algunas firmas de correduría, según The Wall Street Journal.

Fuentes cercanas a Deutsche Bank informaron al diario de que la entidad ha sufrido pérdidas por importe de alrededor de 130 millones de euros después de que el BNS decidiera abandonar el cambio mínimo de 1,20 francos suizos por euro.

También Barclays

En esta línea, otra fuente asegura que Barclays ha contabilizado pérdidas de decenas de millones de dólares, aunque no superaron finalmente los 87 millones, como consecuencia de los drásticos movimientos en los mercados.

Por su parte, un importante corredor de divisas estadounidense advirtió de que su capital se ha visto arrasado, una firma de correduría minorista de Reino Unido ha entrado en situación de insolvencia y una operadora de intercambio de divisas de Nueva Zelanda ha colapsado.
Los reguladores de Europa y Asia se apresuraron a evaluar los daños de las decisiones del banco central suizo, buscando información en bancos y corredores de bolsa para tratar de determinar el impacto que ha podido tener en los inversores.

Caída súbita


Las pérdidas son consecuencia de la caída del 28% que registró el cambio del euro frente al franco suizo, hasta un mínimo intradía de 0,8636 francos, instantes después del anuncio del instituto emisor helvético.

Las entidades no fueron capaces de actuar debido a la inesperada volatilidad y al hecho de que algunos grandes bancos dejaron de cotizar los tipos para el franco. Esto ha erosionado los colchones financieros con los que contaban las firmas de correduría, llevándoles hacia una posible situación de insolvencia.

Mercado volátil


En el caso de Deutsche Bank y Barclays, las pérdidas se produjeron, al menos en parte, en sus carteras de opciones vinculadas al franco suizo, según fuentes del mercado. El valor de estas opciones está directamente ligado al nivel de volatilidad del mercado y al tipo cambio del franco, por lo que el repentino cambio en estos dos factores provocó pérdidas inmediatas.

Por su parte, el mayor broker de cambio de divisas internacionales en Estados Unidos y Asia, FXCM, afirmó en un comunicado que esta situación le ha dejado con un balance capital negativo por valor de 195 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad