La novación de hipoteca permite abaratar su coste mensual

stop

Si es posible renegociar las condiciones con el banco, se puede lograr un ahorro de 60 a 120 euros mensuales en la hipoteca

El mayor ahorro se puede conseguir entre las hipotecas firmadas entre 2013 y 2015.

Barcelona, 30 de abril de 2016 (15:05 CET)

Muchos de los que firmaron una hipoteca hace tres años se dan cuenta de que, si se hubieran esperado un poco, la podrían haber encontrado por un precio muy inferior. Esta es la situación por la que pasan miles de hipotecados que ven como los préstamos que ofrece el mercado actual son mucho más baratos de los que adquirieron ellos hace poco tiempo.

Por ello, muchos se preguntan si es posible abaratar su préstamo hipotecario e igualarlo a las condiciones que está ofreciendo la banca. Pues sí que se puede, y se realiza a través de una novación de hipoteca.

Qué es la novación de hipoteca

La novación es el cambio de alguna de las condiciones del contrato hipotecario para que sean más beneficiosas para el cliente. Esta alternativa se solicita con la finalidad de mejorar la hipoteca y así, ahorrar en cada cuota mensual.

Para conseguirla es necesario negociar con el banco. Sin embargo, no es tan fácil, ya que la entidad no está obligada a concederla. Por ello, hay dos formas de facilitar el cambio de condiciones de la hipoteca:

Hacer un amago de subrogación. Se trata de buscar un banco al que podamos subrogar la hipoteca (cambiarla de entidad) y presentar la oferta que nos hayan hecho a nuestra entidad. De esta manera, al ver que pueden perder un cliente, hay más posibilidades de que estén abiertos a igualar las condiciones que nos han ofrecido, incluso mejorarlas.

Vincularse más con la entidad. Se le puede proponer al banco contratar más productos o domiciliar recibos. De esta forma, puede estar más dispuesto a aceptar la novación. Antes de ello, hay que hacer cálculos para determinar si esto saldría a cuenta o no.

A quién le conviene realizar una novación

En febrero se realizaron un total de 12.928 novaciones, un descenso del 12,3 % respecto a al año pasado, según el último informe del Instituto Nacional de Estadística. Esta cifra demuestra que, a pesar del descenso, la novación de hipoteca es una operación habitual.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que hasta 2012 los diferenciales de las hipotecas eran muy parecidos a los de la actualidad, incluso menores, por lo que a todos esos hipotecados no les saldría a cuenta realizar una novación de hipoteca. Fue a partir de 2013 cuando éstos empezaron a subir, por lo que a las únicas hipotecas que les sale a cuenta rebajar el diferencial es en las firmadas desde 2013 hasta principios de 2015. 

Ejemplos de ahorro

Para ver cuánto se puede ahorrar cambiando el interés de una hipoteca, es mejor hacerlo mejor con ejemplos reales. La Hipoteca Naranja de ING Direct se comercializaba hace tres años a euríbor 2,69 % y actualmente lo hace a euríbor 0,99 %, por lo que cambiando las condiciones se podrían ahorrar unos 126 euros al mes.

Por otro lado, la Hipoteca Freedom de Banco Mediolanum se comercializaba hace un año a euríbor 2 %. Actualmente, su interés es de euríbor 1,19 %, por lo que si se realiza la novación de hipoteca el ahorro sería de 59 euros mensuales, y un total de 708 euros anuales. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad